Está usted en: Divulgación sanitaria -> Prevención

La mayor parte de las escaras se pueden prevenir

El 8% de los pacientes hospitalizados sufren úlceras por presión

Hasta el 98% de las úlceras por presión se pueden prevenir. Sin embargo, en la actualidad entre el 7% y el 8% de los pacientes las padecen en su paso por el sistema sanitario. Esto es lo que se puso de manifiesto durante la presentación del 5º Encuentro Nacional de Comisiones de Úlceras por Presión y la 7ª Escuela de Verano del Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas (GNEAUPP) que se desarrolla en el campus de Cuenca hasta hoy, sábado.

El objetivo es abordar asuntos como la evidencia científica en el abordaje de las heridas crónicas; los tratamientos alternativos para las heridas crónicas; la monitorización de la epidemiología y su cicatrización; la estrategia en seguridad del paciente; así como las últimas novedades, entre otras cuestiones.

Cerca de 200 expertos de todo el panorama nacional debatirán sobre las últimas tendencias y novedades en este campo, tal y como detalló el director del GNEAUPP, Javier Soldevilla, durante el acto de presentación del encuentro que contó también con la presencia del director académico de la Universidad de Castilla-La Mancha, César Sánchez; así como otros miembros del Comité Consultivo del GNEAUPP.

La prevención es la clave

Uno de los aspectos en los que más se incidirá será en la importancia de prevenir este tipo de lesiones, tal y como subrayó el miembro del Comité Consultivo del GNEAUPP, Jesús Ruiz Huerta, quien hizo hincapié en la necesidad de garantizar la mejor asistencia hospitalaria a los pacientes.

Del mismo modo, Ángeles Molina y Teresa Segovia, miembros del Comité Consultivo, resaltaron la importancia de promover la formación de los profesionales de la sanidad, así como a los cuidadores y los propios pacientes. “Deben saber a qué se enfrentan, qué pueden exigir y qué medidas se tienen que tomar para prevenir estas lesiones”, indicó Segovia. Por su parte, el director del GNEAUPP concretó que existen tres grandes grupos de acciones de carácter preventivo.

Uno de ellos radica en la realización de una valoración adecuada. El segundo consiste en mejorar los cuidados de la piel del paciente, mientras que el último grupo de acciones contempla el manejo de la presión recurriendo a los cambios de postura y un amplio abanico de recursos asistenciales.

Hace un año, GNEAUPP inició una campaña informativa para dar a conocer la verdadera magnitud y el alcance de este problema.

El riesgo de la tecnología sanitaria

Una de las conferencias incluidas dentro de estas jornadas abordará la “Estrategia en seguridad del paciente en úlceras por presión y heridas crónicas del GNEAUPP”. Uno de los ponentes, Jesús Ruiz Huerta, explicó ayer que se trata de una de las últimas líneas de trabajo a nivel nacional. “Hoy en día, la tecnología que se utiliza en el sistema sanitario conlleva muchos riesgos y el paciente debe estar exento de todos ellos”, indicó.

Dentro del ámbito de las úlceras por presión, el objetivo es garantizar la mejor asistencia posible a todos los pacientes desde el mismo momento en que ingresan en los centros sanitarios. Y es que, según aseguró, hasta un 98% de estas lesiones se podrían prevenir.