Está usted en: Divulgación sanitaria -> Prevención

Un extracto natural de frutas disponibles como complemento dietético

Complemento dietético para prevenir las piedras en el riñón

Un complemento dietético podría tener el poder de disolver un componente clave de las piedras en el riñón, lo que podría ofrecer una nueva herramienta de prevención contra la dolorosa afección, afirman unos investigadores.

Es demasiado pronto para saber si el compuesto, el hidroxicitrato, se convertirá en un tratamiento preventivo para las piedras en el riñón, dado que no se ha iniciado una investigación extensiva con personas. Sin embargo, podría ofrecer una alternativa al citrato de potasio, que trata las piedras en el riñón pero tiene efectos secundarios, explicaron los autores del estudio.

El problema son los depósitos minerales de cristales de oxalato de calcio (el componente más común de las piedras en el riñón) que se forman en el interior de los riñones. Pueden trabarse en el tracto urinario, bloqueando la orina y provocando un gran dolor.

Se calcula que las piedras en el riñón afectan a un 12 por ciento de los hombres y a un 7 por ciento de las mujeres. La hipertensión, la diabetes y la obesidad pueden aumentar el riesgo.

Los médicos instan a las personas que están en riesgo a beber mucha agua y a evitar los alimentos ricos en oxalato, como las espinacas, las almendras, el quimbombó y el ruibarbo. Los médicos también pueden recomendar el citrato de potasio, un complemento dietético que puede ralentizar el crecimiento de los cristales.

En el nuevo estudio, los investigadores observaron un compuesto similar, conocido como hidroxicitrato. Se trata de un extracto natural de frutas disponibles como complemento dietético.

Los investigadores encontraron que el hidroxicitrato funcionaba mejor para ralentizar el crecimiento de los cristales de oxalato de calcio. El hidroxicitrato parece formar un vínculo más firme con los cristales, ayudando a que se rompan.

Los autores del estudio evaluaron el complemento brevemente en personas, pero se necesita una investigación más profunda. No hay información sobre la seguridad a largo plazo ni las dosis.

El autor principal del estudio, Jeffrey Rimer, afirmó que los hallazgos son promisorios. Rimer es profesor asociado de ingeniería química y biomolecular de la Universidad de Houston.

Si funciona en las personas "de forma similar que en nuestros ensayos de laboratorio, el hidroxicitrato tiene el potencial de reducir la tasa de incidencia en las personas con la enfermedad crónica de cálculos renales", planteó en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio aparece en la edición en línea del 8 de agosto de la revista Nature.