Está usted en: Divulgación sanitaria -> Prevención

Aumento de casos y países afectados

Pakistán vacunará en los aeropuertos contra la polio

Pakistán va a instalar puntos de vacunación obligatoria contra la polio en sus aeropuertos. El objetivo es evitar que la epidemia que sufre el país se extienda al extranjero, según han anunciado responsables del gobierno.

Islamabad responde así a la Organización Mundial de la Salud (OMS) , que ha decretado un "estado de emergencia sanitaria" a nivel global a causa de la detección de casos de polio en Pakistán y otros nueve países.

En un comunicado oficial, la OMS señaló que Pakistán -junto a Camerún y Siria- están "exportando" el virus y por lo tanto infectando a otros países, una declaración a la que las autoridades pakistaníes han querido contestar rápidamente.

"Se han tomado medidas especiales, como la colocación de stands de vacunación obligatoria, destinadas a todos los viajeros en todos los aeropuertos, puestos fronterizos y puertos", ha declarado un portavoz del gobierno pakistaní, Sajid Ali Shah.

De todas formas, el gobierno aún debe trabajar en la aplicación de estas medidas, ha reconocido por su parte la responsable de política sanitaria, Saira Afzal Tarar.

De paso, Tarar ha acusado a la OMS de hacer el juego a los rebeldes talibanes, subrayando que sus declaraciones podrían aislar aún más a Pakistán y hacer la vida más difícil a sus ciudadanos.

Desde hace un año y medio, distintos grupos armados han multiplicados sus ataques contra las campañas de vacunación en Pakistán (desde diciembre de 2012 se han contabilizado 56 muertos). Los esfuerzos por erradicar la enfermedad también se ven frenados por la oposición de comunidades conservadoras e islamistas radicales que creen que la inmunización puede causar infertilidad, contener trazas de cerdo o contribuir al espionaje por parte de occidente.

La polio sigue siendo endémica en Pakistán, Afganistán y Nigeria. Pero Pakistán es el único de estos tres países donde el número de casos ha aumentado entre 2012 y 2013 (de 59 a 91 casos), según la OMS.