Está usted en: Divulgación sanitaria -> Prevención

El Congreso cumple una demanda desarrollada en la práctica en Andalucía

Las infecciones tendrán especialista

El 20% de los pacientes de un hospital termina con alguna infección. Ocurre en un similar porcentaje con las prótesis de cadera. Y hay un riesgo enorme cuando se abusa de los antibióticos. Son estudios que han propiciado los infectólogos, especialistas médicos cuyo nombre ni siquiera aparece en el diccionario de la Real Academia.

Gracias a una iniciativa del Congreso, las enfermedades infecciosas, ahora dependientes de Medicina Interna, tendrán su propia unidad en los centros sanitarios. La práctica ha superado a la teoría y, de hecho, 14 hospitales andaluces funcionan ya de esta manera. Es cumplir un viejo deseo de estos profesionales que presumen de una máxima: "Nos encanta ser útiles".

La Sociedad Andaluza de Enfermedades Infecciosas (SAEI) es la encargada de reunir los intereses de estos médicos y la que más ha reclamado este reconocimiento. La medida, anunciada el pasado mes por la ministra de Sanidad, Leire Pajín, hará oficial lo que Andalucía ya viene poniendo en marcha desde hace años. "La propia realidad de los centros sanitarios nos ha terminando dando la razón. Cuando le explicamos a los gerentes nuestros programas, nuestros planes y nuestro ofrecimiento a ayudar en algunas materias relacionadas con infecciones, los aceptan y los agradecen. Por eso se crean unidades, servicios o secciones especializadas", explica Antonio Vergara, presidente de la SAEI.

En cierto modo, y aunque suene mal decirlo, el sida ha ayudado. "Nos vino bien porque puso un ejemplo de que esa dolencia no se podía controlar desde la atención general. Necesitaba programas específicos por todo el volumen de trabajo que conlleva y por el tipo de paciente". En algún momento, pudo existir cierto recelo de los máximos responsables de Medicina Interna por los intentos de "escisión" de los expertos en enfermedades infecciosas. Como quien desgaja a la madre. Pero la SAEI cree que no habrá problemas en implantar la nueva especialidad porque ya es un hecho en la práctica y porque estos profesionales nunca han tenido una actitud beligerante.

El reconocimiento de los especialistas en enfermedades infecciosas cambiará, por ejemplo, la formación. Hasta ahora los MIR no podían elegir esta especialidad. Ahora podrán contar con cuatro años de Medicina Interna y otros dos de Infectología. La nueva medida contribuirá a solventar problemas diarios de la salud general, situaciones que estos médicos han podido contrastar como constantes, según informa el diario "El País".

Habrá consultas específicas para el tratamiento del VIH o la tuberculosis. Se podrá desarrollar una política de antibióticos, después de confirmarse que muchas infecciones han podido desarrollarse gracias a la resistencia derivada del abuso de medicamentos. También se aspira a que se consolide la presencia física de estos médicos en las prisiones y en las casas de atención de enfermos de sida.

Una atención más específica contribuirá a disminuir casos preocupantes debido a las conocidas como enfermedades nosocomiales, las que se contraen durante estancias en centros de salud. También las producidas tras intervenciones quirúrgicas. El trabajo más controlado por expertos reducirá los porcentajes de infecciones por implantación de prótesis o, al menos, permitirá dar una respuesta más rápida y eficaz a estos problemas. Otra de las responsabilidades que asumirán estos nuevos especialistas será la atención de enfermedades traídas de otros países.

La SAEI, que ha celebrado este reconocimiento como un premio al esfuerzo de muchos años, espera seguir afianzando con nuevos pasos los logros más recientes. Entre ellos, la firma de un convenio de colaboración con la Consejería de Salud para elaborar documentos de uso de medicamentos antimicrobianos para que sean referencia en los hospitales.

Un estudio que se quiere tener listo el mes que viene y que va en paralelo al Plan Andaluz de Farmacia, para un correcto y adecuado manejo de las medicinas. Ahora mismo estos profesionales tienen en marcha o en fase de culminación 40 estudios clínicos sobre enfermedades infecciosas y existen cuatro grupos de trabajo que han obtenido ya varios galardones como los Premios Salud Investiga 2011.

El presidente de la SAEI reconoce que la novedad no cambiará mucho el trabajo de los profesionales que llevan años volcados en estas dolencias. Pero sí que sirve para valorar lo realizado en el pasado, consolidará su labor en el presente y garantizará que su trabajo se mantendrá en el futuro.