Está usted en: Divulgación sanitaria -> Prevención

Primer brote desde el año 1999

China vacuna a 4,5 millones de personas contra la polio

China vacunó a 4,5 millones de niños y adultos jóvenes contra la polio en la región occidental de Xinjiang en las últimas cinco semanas. La medida responde a la detección de 17 nuevos casos, los primeros desde 1999, según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El origen del virus detectado en China sería, según los expertos, Pakistán, que forma con Nigeria, India, Afganistán el grupo de países en los que la polio sigue siendo endémica. El brote marca el último revés para la campaña global que busca la erradicación de la enfermedad.

"Incluso si [los portadores] no presentan ningún síntoma, al administrar la vacuna contra la polio volvemos a la persona menos infecciosa", ha declarado Oliver Rosenbauer, portavoz de la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio de la OMS, en Ginebra.

Los 17 casos chinos de polio se detectaron en la prefectura de Hotan, en la provincia de Xinjiang, y los pacientes enfermaron entre comienzos de julio y mediados de septiembre. La OMS estima que por cada caso del que se tiene constancia, habría otras 199 personas infectadas pero sin síntomas, explicó Rosenbauer.

Desde que comenzó la campaña de vacunación en China a inicios de septiembre, los trabajadores de salud han vacunado a 4,5 millones. Los pacientes y portadores del virus de la polio pueden tenerlo hasta ocho semanas en sus heces y la transmisión se produce a través del contacto con objetos contaminados y del agua. Con la vacuna, esta ventana infecciosa se reduce a una o dos.

"Estamos profundizando en el control de la enfermedad en los hospitales grandes para buscar a cualquier niño o adulto que presente síntomas similares a los de la polio. Buscaremos nuevos casos, esperamos que no haya", agregó el portavoz.

El desafío continúa

Rosenbauer ha advertido que los países libres de polio correrán riesgo de reinfecciones si no mantienen tasas elevadas de inmunización y sin políticas consistentes para erradicar la enfermedad.

"El resto del mundo estaría libre de polio, pero dado que es una enfermedad contagiosa y que las personas viajan, los países libres de polio pueden reinfectarse [...] Eso es lo que estamos viendo en China occidental", subrayó el portavoz.

En lo que va del año ha habido 444 nuevos casos de polio en todo el mundo, un cuarto de ellos en Pakistán. En 2010, se detectaron 1.349 casos en total.

"Pakistán es nuestro mayor problema en el 2011", señaló Rosenbauer. "Dado que China se reinfectó, entonces las zonas libres de polio en Pakistán se reinfectaron", añadió.

Los esfuerzos por erradicar la enfermedad se ven minados por los conflictos políticos, además de los problemas técnicos y logísticos, sobre todo en áreas del sur de Afganistán y regiones tribales de Pakistán.