Está usted en: Divulgación sanitaria -> Prevención

Aumenta la incidencia y disminuye el efecto de antibióticos

Las infecciones urinarias por E. coli, cada vez más resistentes

Un estudio llevado a cabo en Irlanda revela que la bacteria Escherichia coli está causando una mayor proporción de infecciones urinarias cada vez más resistentes a los antibióticos.

"El gran crecimiento de la tasa de resistencia a la gentamicina en estos 11 años es muy preocupante", aseguró el doctor Ivor M. Cullen.

Por lo menos en Irlanda, la nitrofurantoína y las cefalosporinas deberían ser los agentes empíricos de primera elección para tratar las infecciones del tracto urinario (ITU), escribe el equipo de Cullen en BJU International.

Los investigadores, del Hospital Adelaide y Meath, en Dublín, analizaron datos sobre casi 80.000 cultivos positivos de la orina de mitad de micción de pacientes atendidos en ese centro entre 1999 y el 2009. En 42.033 muestras, la E. coli era el organismo causante de la infección. En ese período, la incidencia de E. coli e ITU creció del 50 al 60 por ciento.

Los autores dividieron a las muestras de orina en tres grupos, según el origen: pacientes internados con ITU nosocomial, pacientes con ITU atendidos en el departamento de emergencias o una clínica de atención general, y pacientes del servicio de urología. Las ITU en pacientes de urología fueron las más resistentes a los antibióticos.

En los cultivos positivos, "se observó una tendencia significativa al aumento de la resistencia a la ampicilina, la trimetoprima, la gentamicina y la ciprofloxacina durante los 11 años, y se detectaron diferencias significativas en la tasa de resistencia al co-amoxiclav, la gentamicina, la nitrofurantoína y la ciprofloxacina, según el origen de las muestras".

Las tasas de resistencia fueron del 58,3 por ciento para la ampicilina y del 33,8 por ciento para la trimetoprima, que fueron los fármacos menos efectivos y no sirven como terapias empíricas de primera elección, según concluyeron los autores.

La tasa de resistencia a la gentamicina fue del 3,4 por ciento. Aunque sigue siendo baja, creció un 0,7 por ciento anual. En los pacientes de urología, la resistencia aumentó al 6,4 por ciento. La gentamicina, según los autores, "es el antibiótico de primera elección" en la profilaxis urológica.

El nitrofurano resultó efectivo en los tres grupos, sin cambios significativos en el nivel de resistencia durante el estudio.

"Ni las penicilinas ni la trimetoprima son antibióticos empíricos para tratar las ITU", insistió Cullen, "y la resistencia a la ciprofloxacina en el estudio demuestra que ese fármaco no sirve como terapia empírica de las ITU nosocomiales y en los pacientes de los servicios de urología".

El equipo considera que los médicos confiaron excesivamente en la ciprofloxacina, y mientras que Irlanda no posee guías propias, el estudio demuestra que la nitrofurantoína, con una tasa de resistencia del 2,1 por ciento, y las cefalosporinas, con una tasa del 2,6 por ciento, son agentes terapéuticos empíricos de primera elección.