Está usted en: Divulgación sanitaria -> Prevención

Nueva investigación académica

La lesión medular por zambullida predomina en varones jóvenes

La Revista Internacional sobre Neurocirugía, indexada en la Journal Citation Reports, publica un artículo de investigación desarrollado por investigadores del Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias (IUIBS) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y del Hospital Insular de Gran Canaria en el que analizan las características epidemiológicas y clínicas de los pacientes que han sufrido una lesión tras una zambullida en Canarias para realizar una mejor prevención.

Los doctores del Servicio de Rehabilitación del Hospital Insular Enrique Bárbara Bataller, José Luis Méndez Suárez, Carolina Alemán Sánchez y Jesús Sánchez Enríquez; junto al investigador del Grupo de Investigación en Osteoporosis y Metabolismo Mineral de la ULPGC, Manuel Sosa Henríquez se plantearon que, tras las caídas y los accidentes de tráfico, la zambullida es una de las causas más frecuentes de lesión medular de origen traumático en Canarias, que es una comunidad eminentemente turística gracias a su orografía y una climatología benigna a lo largo de todo el año.

Los traumatismos generalmente son de baja intensidad afectando en la mayoría de los casos a extremidades o produciendo lesiones leves en la cabeza. En ocasiones el impacto afecta a la columna cervical por un mecanismo de compresión o hiperflexión provocando lesiones de gravedad. Estas lesiones suelen asociarse principalmente a: comportamientos temerarios, desconocimiento del entorno y de la profundidad del agua, y al consumo de alcohol o sustancias tóxicas .

Para este trabajo de investigación, se ha realizado un estudio descriptivo retrospectivo de los pacientes que han sufrido una lesión medular de origen traumático tras una zambullida en la Comunidad Autónoma canaria desde el 2000 hasta el 2014 y que ingresaron en la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

Así, los datos reflejan que, de los 264 pacientes ingresados por una lesión medular traumática aguda, 23 (8.7%) fueron por una zambullida. Todos los pacientes eran varones con una media de edad de 29 años, siendo el 65% menores de 30 años. El 34,7% (8/23) de los pacientes eran turistas de la provincia de Las Palmas. El 86% fueron intervenidos quirúrgicamente. Y el 65% presentaban una lesión medular completa.

Los investigadores concluyen que las lesiones medulares tras una zambullida son la tercera causa de lesión medular traumática en Canarias, que afecta a varones jóvenes y que la presentación clínica más frecuente es una lesión medular cervical completa, es decir una tetraplejia con la imposibilidad para movilizar ninguna de las 4 extremidades.

Dado el carácter irreversible de la lesión, es de gran importancia la prevención dirigida principalmente a la población juvenil, centrando la prevención en la educación y en concienciar acerca de los peligros de la negligencia y los comportamientos temerarios alrededor de las zambullidas.

Además, la mayoría de revisiones publicadas sobre el tema señalan que este tipo de accidentes se producen principalmente durante el fin de semana y en el periodo estival. En Canarias, igual que en otras regiones del trópico, el buen clima es una constante durante todo el año siendo un reclamo tanto para los residentes en las islas como para el turismo. Es por ello, que las actividades acuáticas y por extensión la exposición a lesiones medulares, abarca un periodo de tiempo más amplio. Este es un aspecto importante a considerar en las campañas de prevención de este tipo de lesiones que deberían durar todo el año y no ceñirse exclusivamente al periodo estival.

También llama la atención que el 34,7% (8/23) de los pacientes del estudio no son residentes. Este dato coincide con otros trabajos publicados donde se señala que, en las zonas turísticas de playa, la incidencia de lesiones acuáticas en turistas suele ser destacable, en ocasiones más alta que la de los residentes de la zona. En este trabajo, en diez casos la lesión se produjo por una zambullida en mar desde una altura en la que no había suficiente profundidad para amortiguar el impacto y en nueve casos se produjo por una zambullida en la orilla de la playa. En todos los casos había un desconocimiento de la profundidad real del mar y que es atribuible también a las oscilaciones diarias de la marea y que son desconocidas por muchos de los turistas que visitan las islas.

Los autores también señalan que en este trabajo no se ha podido acceder a los turistas que han sufrido una lesión medular en la provincia de Tenerife. Todo turista que acude a nuestras islas dispone de un seguro de viaje que es responsable de la repatriación de estos pacientes. Por este motivo, aunque la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Insular de Gran Canaria es centro de referencia para toda la Comunidad para las lesiones medulares, estos pacientes una vez son atendidos y estabilizados en el hospital inicial, son trasladados a su país de origen sin pasar por la Unidad. Este dato significa que la proporción de turistas respecto a la población residente es mayor al 34.7% señalado.