Está usted en: Divulgación sanitaria -> Prevención

Cruzada de los sanitarios de Cuenca contra las heridas más temidas

La Gerencia del Área Integrada de Cuenca ha puesto en marcha un grupo de trabajo multidisciplinar sobre úlceras por presión y heridas de difícil cicatrización cuyo principal objetivo será elaborar una guía que sirva de herramienta para todos los profesionales del área sanitaria de Cuenca.

Las úlceras por presión son también conocidas como llagas o escaras y aparecen como consecuencia de la inmovilidad prolongada en personas encamadas o con escasa movilidad.

Se trata de lesiones crónicas que se calcula podrá llegar a desarrollar el 1 por ciento de la población mundial a lo largo de sus vidas, sobre todo entre las personas frágiles y mayores y que, según la comunidad científica, pueden ser evitables en la mayoría de los casos.

Por esta razón se ha creado este grupo de trabajo al que se han incorporado profesionales de Enfermería de Atención Primaria y enfermeras de los servicios hospitalarios de Cirugía, Vascular y Medicina Interna, muchas de ellas profesionales expertas pertenecientes al Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión y Heridas Crónicas (GNEAUPP).

También auxiliares de Enfermería, dos médicos de Familia de Atención Primaria, un microbiólogo, una facultativo especialista en Cirugía Vascular, así como la enfermera responsable de la Unidad Docente.

Una guía que servirá de marco de trabajo

Elaborar una guía que sirva de marco de trabajo a los profesionales, médicos, enfermeros y auxiliares de enfermería tanto del área sanitaria como sociosantiaria es el principal objetivo de este grupo que también se plantea el establecimiento de un método unificado en cuanto a la descripción de las úlceras por presión, así como en relación a su registro, evolución, cuidados y tratamiento por parte del personal de Enfermería.

El objetivo es disminuir la variabilidad de los cuidados enfermeros y la toma de decisiones clínicas con el fin de mejorar en los cuidados y, por tanto, en la calidad de vida de los pacientes, todo ello enmarcado en las estrategias de seguridad del paciente.

Además, se trabajará en la identificación de los pacientes en riesgo de padecer úlceras por presión y en la adopción de cuantas medidas preventivas se consideren para evitar su aparición.

Por último, este grupo multidisciplinar se ha propuesto avanzar en la realización de estudios de prevalencia o incidencia de las úlceras por presión en el Área de Salud de Cuenca y en el manejo de indicadores relacionados con la calidad de los cuidados.