Está usted en: Divulgación sanitaria -> Tratamientos

El 11,4 % de las incapacidades temporales o bajas laborales en España se debe a lumbalgias

La lumbalgia es la enfermedad más incapacitante del mundo

Si le duele la espalda no se preocupe; no está solo. Según un nuevo informe, la lumbalgia –dolor en la zona baja de la espalda- es la mayor causa de discapacidad en todo el mundo, muy por encima de cualquier otra enfermedad. Y dado que el crecimiento de la población mundial es constante, es probable que el problema vaya a ir a más y en las próximas décadas, advierten los autores de una investigación que se publica en «Annals of the Rheumatic Diseases», en la que instan a los gobiernos y los servicios de salud a tomarse ese asunto mucho más serio de lo que han hecho hasta ahora.

Es una enfermedad muy discapacitante, señala el doctor en fisioterapia David Rodríguez Sanz, de la Universidad Europea. «Y como muestra este trabajo, propia de los llamados países más desarrollados». Explica este doctor en fisioterapia que «el sedentarismo, estar mucho tiempo sentado en el trabajo no es nada bueno para nuestra espalda. No trabaja la musculatura y termina por aparecer la lumbalgia».

En España el dolor lumbar crónico en mujeres es de un 7,5 % y en hombres de un 7,9%. La prevalencia anual se estima entre un 15%-45%. Rodríguez señala que el 11,4 % de las incapacidades temporales o bajas laborales en España se debe a lumbalgias con una media de duración estimada de 17,6 días, informa "ABC".

Gasto del PIB

En este sentido, recuerda, que el gasto que generan las lumbalgias, tanto asistenciales como laborales, oscila entre al 1,7%-2,1% del PIB, «lo que se traduce en una cifra de gasto de unos 16.000 millones de euros». Y un dato que aporta Francisco Kovacs, de la Fundación Kovacs: a pesar de que desde 1997 a 2005 el gastos de dólares para el tratamiento de las lumbalgias ha aumentando en un 65% -debido especialmente a técnicas cada vez más caras-, sin embargo, no se ha mejorado el manejo de esta patología.

Los resultados del trabajo que ahora se publican ahora se basan en los datos del Global Burden of Disease 2010 study, un exhaustivo informe que evalúa la salud y la discapacidad causada por cualquier causa en 187 países -agrupados en 21 provincias- en 1990, 2005 y 2010.

Gracias a la información del citado documento, los investigadores coordinados por Damian Hoy, de la Universidad de Queensland, en Australia, analizaron la prevalencia, incidencia, remisión, duración y el riesgo de muerte asociado con el dolor de espalda de 117 estudios que abarcaban 47 países y 16 de las 21 regiones del mundo; además los investigadores trabajaron con encuestas llevadas a cabo en cinco países sobre el impacto de la lumbalgia crónica o aguda, con o sin dolor en las piernas, y los datos de las encuestas nacionales de salud de muchos de estos países.

El documento también ha tenido en consideración el coste del dolor lumbar en términos de años de vida ajustados por discapacidad (AVAD). Este dato se obtiene mediante la combinación del número de años de vida perdidos como resultado de una muerte temprana y el número de años vividos con discapacidad.

Y de las 291 enfermedades estudiadas en el Global Burden of Disease 2010 study, la lumbalgia lideraba la lista en cuanto a años perdidos por discapacidad y el sexto en términos de AVAD. De hecho, el dolor lumbar era considerado como el mayor contribuyente a la discapacidad en 12 de las 21 regiones del mundo, y el mayor en Europa Occidental y Australasia.

El documento refleja que casi una de cada 10 personas (9,4 %) sufre algún tipo de dolor lumbar, y que el número de AVAD aumentó de 58,2 millones en 1990 a 83 millones en 2010. Las áreas en donde la prevalencia de la lumbalgia es más elevada son Europa occidental, seguida por el norte de África y Oriente Medio, y las más sanas, el Caribe y América Latina. Este dato, señala Francisco Kovacs, es muy relevante. «La lumbalgia provoca incapacidad en el 10% de la población, pero es que entre el 70-80% de la población ha tenido o tiene molestias lumbares».

Envejecimiento

Y el envejecimiento de la población es un factor a tener en cuenta. «Con el envejecimiento de la población en todo el mundo, pero especialmente en los países de ingresos bajos y medios, el número de personas que viven con el dolor lumbar se incrementará sustancialmente en las próximas décadas», concluyen los autores. Por eso, denuncian, «los gobiernos, los proveedores de servicios de salud y de investigación deberán que prestar mucha más atención a la carga que el dolor lumbar causa de lo que han hasta ahora».

La principal causa de la lumbalgia reside en nuestros hábitos de vida, apunta Rodríguez, «cada vez más sedentarios, con sobrepeso, con menos tiempo para hacer ejercicio, etc. Si consiguiéramos mejorar estos hábitos, mantener una vida mas activa y cuidar la ergonomía, reduciríamos muchísimo el problema generado por la lumbalgia», añade.