Está usted en: Divulgación sanitaria -> Tratamientos

Durante la estancia hospitalaria

Terapias con perros para aumentar las emociones positivas

En el año 2016, el hospital La Fe de Valencia inició como fase piloto un programa que consiste en incluir interacción entre perros e ingresados del área de oncología pediátrica, de ese centro médico.

El nombre del programa es “Can de mano” y por su éxito, tuvo que extenderse a los pacientes con dolencias oncológicas, psiquiátricas o con lesión medular, ya que el resultado de la primera fase fue el aumento de las emociones positivas, esto significa que con esa terapia se sienten más seguros, ilusionados, felices y, en definitiva, les permite llevar una estancia más satisfactoria.

Los pacientes ven a los perros una vez por semana para romper la monotonía del ingreso, esto quiere decir que pueden salir de la habitación, pasear y jugar con el animal, todo esto avalado por profesionales sanitarios, que además, de manera altruista ceden a sus mascotas.

Estos animales son adiestrados antes de entrar en contacto con los pacientes, y pertenecen a las razas boyero de Berna, beagle, bulldog francés, border collie y dogo de Burdeos y son tanto machos como hembras de entre 2 y 6 años, pero lo que más se toma en cuenta es que tengan un carácter sociable y pacífico.

Gracias al contacto con las mascotas, los pacientes se sientan más seguros, ilusionados, felices y especiales.

Los participantes en el programa deben reunir unos criterios de inclusión, como no estar en aislamiento por algún germen, no llevar vía venosa o heridas abiertas que pudieran contaminarse, no tener alergia a los perros, no estar inmunodeprimido y, por supuesto, que le gusten estos animales.