Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Bolivia registra una de las menores tasas de analfabetismo

Bolivia alfabetizará a personas con discapacidad, en idioma madre y digitalmente

El Ministerio de Educación definió nuevos objetivos de alfabetizar a personas con discapacidad, en idioma materno, con formación humanística y la apertura a la era digital, luego que Bolivia recuperara la cualidad de país libre de analfabetismo y ubicarse entre las primeras naciones de Latinoamérica con menor índice de iletrados.

El viceministro de Educación Alternativa, Noel Aguirre, y el director general del Programa Nacional de Post Alfabetización (PNP), Ramiro Tolaba, explicaron, por separado, que estos objetivos son una tercera fase primordial, tras los programas "Yo sí puedo" y "Yo sí puedo seguir".

Bolivia registra una de las menores tasas de analfabetismo, y se ubica en tercer lugar a nivel de Sudamérica, sólo por debajo de Argentina y Uruguay, declaró el viceministro Aguirre.

"Nos dicen los censos y datos oficiales de la región latinoamericana, mejor en Sudamérica, que estamos en mejor situación en relación a Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Chile, Paraguay, que están por encima del 3,59 por ciento.

"Argentina y Uruguay son los únicos dos países en Latinoamérica que nos ganan en tasa de analfabetismo", precisó.

Aguirre dijo que el Censo de 2012 es una "gran ayuda" para identificar las regiones y sectores de la población que tienen altos índices de analfabetismo, para poder enfocar el trabajo con programas efectivos.

Con esta herramienta se determinaron las regiones y sectores de la población y, sobre todo, necesidades que permiten planificar una alfabetización con formación humanística.

Por su parte, Tolaba recordó que luego haber perdido el logro de libre de analfabetismo como determinó el censo de 2012, en los dos últimos años (2012-2014), Bolivia trabajó para disminuir esta tasa de 5,5 a 3,89 por ciento, que le valió nuevamente ser reconocido como territorio libre de iletrados.

El director del PNP explicó que después del censo de 2012 se evidenció que el analfabetismo aumentó, lo que los obligó a ejecutar un plan para reducir el porcentaje que los había sacado de ser reconocidos como libres de iletrados.

"Hasta julio de este año se alfabetizó a 103.000 personas, y eso representa la reducción a 3,89 por ciento; por eso Bolivia ingresó nuevamente a la categoría de libre analfabetismo", afirmó la autoridad educacional.

El pedagogo Edwin Chuquimia dijo que los datos del Censo 2012 sobre el tema mostraron un grave retroceso.

Según el profesional, el grado de alfabetización de una sociedad mide su desarrollo y su potencial de progreso económico y social. "Sin duda que en los últimos años Bolivia ha tenido un cierto progreso que debe consolidarse", agregó.

"En estos casos del analfabetismo siempre hay ese riesgo de que la gente deje de leer y escribir por la falta de práctica, y que luego de un tiempo vuelven a ser iletrados; por lo tanto, es importante que el Gobierno asuma nuevos planes para sostener el porcentaje que le da a Bolivia un sitial importante en alfabetización en la región", aseveró.

Según el pedagogo, erradicar el analfabetismo no es sólo enseñar lectura y escritura, pues es apenas el comienzo. "Es preciso que los alfabetizados mantengan y consoliden el hábito de leer y el interés por el conocimiento que de ese hábito deriva", aseveró.

A decir de Chuquimia, en una época dominada por la difusión de la información, las nuevas las tecnologías y el conocimiento, es fundamental ingresar a programas más atrevidos como el encarar el analfabetismo digital.

EMPRENDIMIENTOS NUEVOS

El viceministro Aguirre dijo que las poblaciones con alto índice de analfabetismo son los mayores de 65 años, personas con discapacidad, en menor grado las mujeres, aunque la brecha digital que llega a gran parte de la población rural.

"Por eso nos fijamos estos nuevos objetivos en una nueva etapa para consolidar la alfabetización en Bolivia", aseveró.

"Hemos evidenciado que el alto índice de analfabetismo son las personas con discapacidad como los ciegos y sordos. Ahora estamos ingresando a alfabetizar a ese sector", agregó.

Asimismo, señaló que en el tema de post alfabetización se está comenzando a vincular con la educación técnica.

"Tenemos un ejemplo en Chuquisaca donde se tiene un proyecto que se forma a nivel primaria en post alfabetización, pero a la vez se forman mujeres, sobre todo en la rama de la artesanía, confección de ropas, tejidos para que tengan una mejor formación humanística y generando alguna forma de ingreso adicional", aseveró.

Además, se está ingresando a la tecnología, pues luego de lograr "Ya sé leer y ya sé escribir", si bien ha sido un paso fundamental, ahora viene el desafío de enseñar cómo se maneja una computadora y el internet. "Vamos a hacer la alfabetización vinculada con el medio digital", aseveró.

Aguirre consideró que para un país que se desarrolla, también es importante afirmar su identidad y soberanía como tema fundamental.

En esa línea es que se está ejecutando el plan para alfabetizar en idioma madre.

"Mucha gente que aprendió a leer y escribir en castellano y ahora ve que es importante su idioma natal. Por eso estamos empezando a alfabetizar en el idioma materno", aseveró.

El viceministro también precisó que se está hablando de más de 350.000 personas analfabetas en Bolivia.

De este número, unas 200.000 personas son mayores de 65 años que tienen resuelto prácticamente con cero de analfabetismo entre los 15 años hasta 45 años.

"Entre el 15 y 45 años en Bolivia estamos bordeando por debajo del 1 por ciento", agregó

Fuente: spanish.peopledaily.com.cn