Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

En la Argentina la población con discapacidad asciende a 2.000.000 personas

Discapacidad y derechos de salud: una guía para las familias

En la Argentina la población con discapacidad asciende a 2.000.000 personas, lo que equivale al 7%, y el total de hogares con al menos una persona con discapacidad asciende a casi el 21%. En tal sentido, desde la la Asociación de Padres de Infantes con Trastornos Neurológicos (APADIN) remarcaron que pese a la amplia difusión de los derechos los problemas de cobertura de las obras sociales persisten.

En muchos casos, denunciaron, los pacientes deben recurrir a las instituciones para lograr que cumplan con coberturas de tratamiento y entregas de prótesis. Laura Subies, titular de la Asociación, advirtió que: “gran parte de pacientes y familiares de esta población en crecimiento desconoce que cuenta con un sistema de prestaciones básicas de salud que cubren los diferentes aspectos de la vida de las personas con capacidades especiales".

Para contrarrestar este problema de información, desde hace años APADIN organiza encuentros informativos que recorren el país, acompañando especialmente a aquellas familias que recién comienzan a atravesar este camino por haber recibido el primer diagnóstico, momento en el cual la contención y la correcta información pueden permitir sostener un buen andamiaje familiar y de pareja.

En los encuentros se abordan temas como las disposiciones contempladas en la ley de discapacidad (ley nacional 24.901), el alcance y la importancia de contar con el certificado de discapacidad (su contenido, para qué sirve, cuál es el proceso necesario para obtenerlo), prestaciones que deben ser cubiertas por el Estado, las obras sociales y las prepagas, qué sucede con los pacientes que no tienen ningún tipo de cobertura, cuáles son los mecanismos de reclamos que tienen a su disposición para acceder a tratamientos y medicamentos esenciales para mejorar su calidad de vida, y los casos en que corresponde gestionar una cobertura económica ante el Estado.

Al respecto, es importante recordar algunas obligaciones de las obras sociales, según las leyes nacionales N° 24.901 y 23.660:

La Ley Nacional N° 24.901 instituye un sistema de prestaciones básicas de atención integral a favor de las personas con discapacidad, contemplando acciones de prevención, asistencia, promoción y protección, con el objeto de brindarles una cobertura integral a sus necesidades y requerimientos.

Las obras sociales deberán otorgar las prestaciones o el reintegro del pago de las mismas si se realizan por agentes externos (en caso de que el agente de salud no cuente con prestadores específicos); el carácter es obligatorio, no voluntario.

Abarca a la totalidad de las obras sociales, aún aquellas que se consideren excluidas de la ley 23.660, ya que toda persona con certificado de discapacidad tiene total acceso a las prestaciones incluidas en la ley.

¿Qué ocurre cuando una persona que padece alguna discapacidad no se encuentra afiliada a ninguna obra social? Si está afiliado/a a un sistema de medicina prepaga, es esa empresa la que debe brindar la correspondiente cobertura en las mismas condiciones que una obra social (esto incluye tratamientos rehabilitatorios, traslados gratuitos, escolaridad, medicación, entre otros).

Si no está afiliado a ningún sistema de salud, ya sea porque no trabaja en relación de dependencia o porque está desempleado y tampoco cuenta con medicina prepaga, el propio Estado, a través de sus organismos dependientes, deberá brindarle la totalidad de las prestaciones comprendidas dentro de la ley 24.901 (art. 4°).

Por otro lado, la Ley N° 24.901 también establece que el Estado deberá otorgar una cobertura económica a la persona con discapacidad y/o su grupo familiar cuando se encuentre afectada por una situación económica deficitaria.

Algunas recomendaciones para los pacientes y sus familias:

-Obtener el certificado de discapacidad lo más rápido posible y mantenerlo vigente.
-Solicitar documentación completa y fundada del equipo tratante.
-Efectuar todas las solicitudes por escrito reservando copia con sello de presentación.
-No desgastarse en trámites burocráticos verbales.
-Asesorarse para enfrentar el trámite con la mayor y genuina información.
-Confiar en el cumplimiento de la ley.
-No temer que la obtención de un beneficio resta obligatoriedad para los demás requerimientos.
-Pensar en derechos y no en dádivas o excepciones.

Fuente: mdzol.com