Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Primer proyecto involucrando el uso de señales neurobiológicas

Autorizan inicio de pruebas con neuroprótesis desarrollada en Brasil

Las autoridades brasileñas autorizaron el inicio de las pruebas con humanos del primer prototipo de una neuroprótesis para devolverle el movimiento a los parapléjicos desarrollada por investigadores nacionales.

El anuncio fue hecho hoy en su página en Twitter por el neurocientífico brasileño Miguel Nicolelis, investigador de la Universidad de Duke (Estados Unidos), director del Instituto Internacional de Neurociencias de Natal y principal impulsor del proyecto.

El equipo comandado por Nicolelis, uno de los científicos más prestigiosos del mundo, ya desarrolló el exoesqueleto que servirá de base a la neuroprótesis, como son conocidos los equipos capaces de integrar el cerebro con máquinas que pueden devolverle el movimiento a pacientes con parálisis corporal.

"Ahora es oficial: el proyecto Caminar de Nuevo recibió la última autorización necesaria para iniciar pruebas con exoesqueleto robótico en Brasil", anunció Nicolelis en la red social.

Se trata del "primer proyecto involucrando el uso de señales neurobiológicas para controlar y sentir el desempeño de un exoesqueleto robótico en pacientes que sufren de parálisis corporal severa", agregó.

El Instituto Internacional de Neurociencias de Natal es la sede en Brasil del proyecto internacional Walk Again (Caminar de Nuevo), una iniciativa que tiene por objetivo hacer con que un joven parapléjico camine con la ayuda de una neuroprótesis durante la ceremonia de apertura del Mundial de fútbol que Brasil organizará en 2014.

El objetivo es construir un exoesqueleto que pueda ser comandado por el cerebro y que le permita a los parapléjicos comandar las piernas mecánicas del equipo.

Los experimentos con humanos serán realizados tanto en Duke (Estados Unidos) como en Natal, ya que las dos instituciones trabajan en el mismo proyecto.

Hasta ahora fue realizada con éxito una simulación del prototipo con monos.

Como investigador de la Universidad de Duke, Nicolelis lideró un grupo de científicos que ya desarrolló un tratamiento con estímulos eléctricos en la médula espinal que mejoró los síntomas del mal de Parkison en ratones de laboratorio.

El científico brasileño también ha tenido éxito en proyectos para estimular el sistema nervioso periférico en personas con epilepsia igualmente con cargas eléctricas.