Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Si perdemos el apetito cuando atravesamos alguna enfermedad, no esperemos una pronta recuperación

Un alimentación adecuada nos ayuda a sanar

Si perdemos el apetito cuando atravesamos alguna enfermedad, no esperemos una pronta recuperación. Los nutricionistas saben que no hay mejor forma de recuperarse rápido que comiendo bien. Asimismo, expresan que no hay nada mejor para aliviar una enfermedad, como la diabetes o el hígado graso, que adoptar un hábito alimenticio saludable.

La nutricionista Maritza Medina señala que “la alimentación es la base en una buena salud”. Explicó que hay una dieta para cada tipo de organismo o enfermedad (incluso cirugía). Sin embargo, señaló que cuando se trata de enfermedades renales se deben restringir los líquidos y el sodio.

Por otro lado, hay mitos en torno a que una mujer que ha dado a luz mediante cesárea no puede comer cualquier cosa. Sin embargo, la especialista dice que es cuando mejor debe alimentarse para poder recuperarse y alimentar al recién nacido.

El pediatra José Enrique Solís señala que los niños son los que con frecuencia se rehúsan a comer después o durante una enfermedad, pero señala que es primordial balancear los alimentos y no solo “empastillarse”. Agregó que la pérdida de peso es normal y que los alimentos vienen a reforzar el sistema inmunológico.

TAMBIÉN...

El plátano o banano previene el estreñimiento y las hemorroides, ya que es excelente para la curación y prevención de las úlceras, reconocido por sus cualidades para hacer descender los niveles peligrosos de colesterol.

Si hablamos de la manzana, uno de sus grandes beneficios terapéuticos se relacionan con un buen funcionamiento del corazón, baja los niveles peligrosos de colesterol, disminuye la presión sanguínea a sus niveles normales, estabiliza los niveles de azúcar, estimula el apetito, actúa como bloqueador del cáncer gracias a sus cualidades antioxidantes, ataca y elimina todo tipo de virus.

Fuente: laprensa.com.ni