Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

En el cuerno de África

La polio resurge aledaño al mayor campo de refugiados del planeta

Hasta hace enormemente poco, la polio era una enfermedad común en todo el planeta y no se libraron de ella ni celebridades como el Mandatario de EEUU, Franklin D. Roosevelt, el director de cinema Francis Ford Coppola o el jugador brasileño Garrincha. Pero la guerra había empezado antes, en 1988 comenzó la ofensiva conclusión para vencer al virus que produce el mal, un organismo que solo ese año infectó a unas 350.000 personas y que dejó paralizadas sin remedio a alrededor de 2.000. en ese instante, en la Asamblea Mundial de la Salud de la OMS se adoptó una resolución para erradicar la enfermedad. Quince años en seguida, se está librando puerta a puerta la reciente batalla de esta guerra. En 2012, solo se anotaron 223 casos y la polio ya solo es endémica en Pakistán, Afganistán y Nigeria. En 1988 lo era en 125 países.

Pero como en todas las guerras, en las batallas finales continua habiendo víctimas. En las recientes semanas, según ha aviso la OMS, se está produciendo un brote de polio en el cuerno de África. El 30 de abril, una niña de cuatro meses que vivía cerca de Dadaab, en Kenia, explicó síntomas de parálisis y dos personas que estaban en contacto con ella, Pese que estaban sanas, eran portadoras del virus.

A Partir de julio de 2011 no se había localizado ningún caso de polio en ese país. Al mismo tiempo, el pasado 9 de mayo, se confirmó otra infección en Banadir, Somalia. Para reaccionar al estallido, el 14 de mayo se inició una campaña de vacunación de 440.000 niños en Somalia y el siguiente 26 se ejecutará una segunda ronda en la que así mismo se insertarán las regiones afectadas de Kenia.

La OMS ya ha advertido de que “el peligro para los países vecinos se estima enormemente elevado”, debido a los descomunales actividades de población que se producen en una de las regiones más convulsas del planeta, y a las lagunas de vacunación y vigilancia que existen en demasiados de esos países. Solo en Dadaab, donde se descubrió a la niña infectada, hay más de medio millón de personas de toda la región en el que puede ser el mayor campo de refugiados del planeta.

La reciente vez que se generó un brote de polio en Somalia, en 2005, 228 niños quedaron paralizados. Josefa Masa, del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, explica que “la circunstancia económica o las guerrillas dificultan la vacunación” en esa región, aunque que así mismo, personas vacunadas que estén eliminando el virus pueden ser un punto de contagio a través de las heces”.

Para minimizar el peligro, ya se ha inaugurado una alerta para aumentar la vigilancia en todos los países de la región, pidiendo que se organicen búsquedas de factibles casos desconocidos y que se identifiquen las zonas poco protegidas por la vacunación y la prevención para cubrir factibles puntos descuidados.

Además de los enredaciones de progreso de África, los enredaciones políticos y religiosos han agravado las restricciones para acorralar al poliovirus. Hace diez años, las campañas de vacunación se suspendieron en Nigeria durante 11 meses en tanto algunos investigadores locales desechaban los chismes de que las vacunas causaban sida o eran parte de un plan occidental para esterilizar a las niñas musulmanas. Durante ese tiempo, los casos de polio se multiplicaron en el continente y la cepa del virus de Nigeria arribó hasta la Meca, en Arabia Saudí, donde un niño nigeriano quedó paralizado.

Profesionales sanitarios asesinados

Recientemente, los profesionales facultados de vacunar a los niños frente a la enfermedad han sufrido agresións, según se considera por parte de grupos fundamentalistas, en Pakistán, donde nueve profesionales sanitarias fueron asesinadas en diciembre del año pasado. Pero los talibanes de ese país no reivindicaron el crimen, algunos clérigos de ese país inauguraron fatuas contra las trabajadoras sanitarias.

Al mismo tiempo, una campaña falsa de vacunación para ubicar a Bin Laden agravó la animadversión frente al trabajo para erradicar la polio. En febrero, un último agresión que tampoco fue reivindicado, terminó con la vida de otros nueve trabajadores sanitarios, en su mayoría feminas.

Pese a lo dramático de estos sucesos, desde el Rotary International, una de las organizaciones que lideran la ofensiva inaugurada en 1988 con el objetivo de acabar con la polio en 2018, no estiman que sea el primordial reto para cumplir con el plan. La primera dificultad es arribar a los niños con las vacunas, en segundo lugar contar con una gestión y una fiscalización de los programa ajustada, en seguida las malas infraestructuras y a continuación los enredaciones de inseguridad.

Entre los aspectos provechosos, según explica Masa, se ubica el progreso de recientes vacunas más eficazs que hacen confiar en el éxito e así mismo en dejar de tener recientes infecciones hacia 2014. Si se alcanzase, sería uno de los mayores triunfos frente a las enfermedades infecciosas desde la erradicación de la viruela a finales de los setenta.

Fuene:esmateria.com