Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Colombia

Bailarín de danza contemporánea en silla de ruedas

A Marlon Corrales le pegaron un tiro en la espalda, por no dejarse robar unos zapatos. Pasó un año entero sintiendo ganas de morirse. Pero hoy, siete años después de aquella trágica noche en el barrio Primavera de Cali, se presentará con una compañía de danza contemporánea en el Festival Internacional de las Artes Escénicas, que se realiza en Cartagena.
   Tiene 29 años. En la cómoda recepción del Hotel Caribe recuerda que a los 22 años un sujeto salió a su paso cuando llegaba a casa desde el trabajo.
   "Ese era el tiempo en que vos no te podías poner unas zapatillas nuevas porque te las robaban", cuenta Marlon.
   "Él estaba a unos 10 metros -agrega- y me dijo ¡Quieto, quitate los zapatos! Y yo salí fue corriendo. Entonces me hizo cuatro disparos. Ya en el último caí. Se me acercó y me apuntaba en la cabeza y decía: te voy a matar porque corriste".
A Marlon lo terminó salvando un valiente amigo que venía tras él y que alcanzó a espantar a ladrón lanzándole todas las rocas que encontró en el camino.
   Tras un año sumido en una profunda depresión, trató de meterse en la cabeza "la idea de que yo voy a salir adelante. Empecé hacer natación, barras, pesas (...) empecé a afrontar la vida. Me convencí de que la discapacidad está es en la mente".
   En el 2004 la bailarina y directora de la Compañía de Danza Contemporánea Ázoe, Adriana Miranda, conoció a Marlon cuando le dictaba talleres de baile a niños especiales en la Fundación Carvajal de Cali.
   Marlon estudiaba mantenimiento de computadores allí mismo, y solía quedarse, curioso, mirando cada vez que podía las clases que dictaba Miranda. Lo hizo tantas veces que la profesora terminó invitándolo a ensayar.
Corrales lo hizo tan bien en los talleres que se quedó como uno de los 7 miembros de la compañía. Y hoy, además, es docente del proyecto 'Danza sin límites', de Ázoe, para enseñar danza contemporánea a niños especiales y población en condición de discapacidad en varias ciudades del país.
   Ázoe presentará, en el Teatro Adolfo Mejía, la obra Cazador Solitario. En el encuentro, en total, estuvieron 14 grupos artísticos de Venezuela, Cuba, República Dominicana y Colombia.
   Miranda, que también es licenciada en educación especial, explica que la idea de todo esto es "cambiarle el imaginario a las personas en situación de discapacidad", y que se dé cuenta de que si se puede seguir viviendo, cuando vean a Marlon.
   Y el joven bailarín, agrega que lo hace porque de verdad, de corazón, le gusta hacer esto. "Siempre ha existido en mí como el amor por el arte. Eso de expresarse uno sin señalar a nadie", dice.