Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Lo que usted necesita saber sobre las vacunas contra el Polio

La poliomielitis o polio es una enfermedad causada por alguno de los virus del polio, que afecta principalmente a niños, se transmite de una persona a otra a través de saliva, secreciones nasales, alimento o bebidas contaminadas con materia fecal que contengan el virus (vía fecal-oral).

El doctor Fakher El Rafih, residente de pediatría en el Hospital Universidad del Norte, responde algunas dudas respecto a la enfermedad y su vacuna.

¿Cuáles son los síntomas de la poliomielitis?. Esta infección puede darse sin presentar síntomas, manifestarse como un resfriado común o una diarrea leve. Pero en una de cada 100 personas la enfermedad puede ser muy grave.

Las formas más severas corresponden a parálisis (debilidad o falta de movimientos de algunas partes del cuerpo), que en muchos niños deja secuelas irreversibles y hasta puede llevar a la muerte por compromiso de los músculos respiratorios.

¿Cómo se puede prevenir?. Desde hace muchos años existen dos tipos de vacunas contra el polio: vacuna oral (gotas), que contiene virus del polio atenuado (virus vivos que se le disminuye sustancialmente la capacidad de causar enfermedad), y vacunas intramusculares, que contienen virus del polio muerto.

Gracias a la existencia de la vacuna oral se ha logrado disminuir esta terrible enfermedad en el mundo entero y ya existen más de 145 países y áreas donde se ha declarado erradicado el virus salvaje del polio, como es el caso del continente americano, donde el último caso de parálisis por polio salvaje ocurrió hace más de 20 años; sin embargo, esto no significa que no tengamos que seguir vacunando a todos nuestros niños.

¿Cómo es el esquema de vacunación?. El esquema de vacunación contra el polio incluye en nuestro país 5 dosis: a los 2, 4, 6 y 18 meses y una última dosis entre los 4 y 6 años de edad. Estas vacunas se aplican simultáneamente con otras vacunas de la infancia.

¿Cuáles son las posibles reacciones después de la vacuna?. Las reacciones más comunes son fiebre y malestar general. Cuando se utilizan las vacunas inyectables puede haber dolor y enrojecimiento en el sitio de aplicación. Raras veces las vacunas orales, por contener virus vivos, pueden producir parálisis asociada a la vacuna (un caso por cada millón de dosis aplicada).

¿Existen contraindicaciones para vacunarse?. Además de las contraindicaciones generales de todas la vacunas como alergia severa a alguno de sus componentes, sí existen algunas contraindicaciones para la vacuna de polio oral.

Dado que el virus está vivo y puede reactivarse y producir enfermedad, especialmente en personas que tienen algunos defectos en el sistema de defensas (como la infección por el virus de VIH) o que reciben tratamientos para enfermedades como cáncer o corticoides a dosis altas, la vacuna de polio oral no debe utilizarse en estos pacientes ni en niños que vivan con personas con estas condiciones.

En estos casos debe utilizarse la vacuna intramuscular. Muchos países desarrollados y en vías de desarrollo están utilizando esta vacuna en el esquema oficial de vacunación por ser más segura.
Cabe recordar que en caso de presentar dudas sobre las vacunas o en caso de sufrir alguna reacción posterior a la vacuna, es necesario acudir al servicio médico.

Fuente: elheraldo.co