Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Se ha extendido alrededor del mundo

La musicoterapia va ganando terreno en el ámbito de la salud

La música puede transportarnos hacia nuestro interior. Niños, adolescentes, adultos o abuelos, todos a su manera y de acuerdo con sus gustos pueden disfrutar de la música. Por eso, y por un efecto curativo como pocos, la musicoterapia va ganando terreno en el campo de la salud. Y en Córdoba, aunque con un proceso más lento, también. “Ésta es una disciplina que utiliza a la música como recurso para tratar necesidades físicas, funcionales, mentales o congnitivas. Nace pensando en que la música tiene ciertas características que ayudan al ser humano”, explicó a Tu Día, Alexis Calvimonte, musicoterapeuta cordobés.

Vale aclarar que la musicoterapia no es “arteterapia” sino que ya se desprendió convirtiéndose en una disciplina única con un objeto de estudio, un modo de trabajar y una metodología científica que permite hablar de ella. Además, tiene como premisa que los pacientes no hacen música sino que son música.

Aquí se trabaja con canciones, con la voz, con instrumentos y sobretodo con la improvisación musical. “Son cuatro ejes en los que uno tiene infinidad de maneras para poder abordarlos. Además, la musicoterapia está desarrollada hoy en todos los niveles de salud (prevención, promoción, rehabilitación y tratamiento)”, agregó Alexis.

Y continuó: “Es una terapia que se puede trabajar de manera individual o grupal y que puede ser abordada en niños, adolescentes, adultos o gerontes. En todos los niveles de salud y en toda la población. No hay contraindicaciones salvo en aquellos casos en que la música sea un estímulo no deseado”.

¿Cómo acceder? Hay una necesidad y una demanda social muy grande de la musicoterapia y así lo explicó el musicoterapeuta: “Mucha gente que conoce de la disciplina y no quiere hacer otro tipo de terapia busca esto. Es una excelente opción para quienen tienen trastornos de lenguaje porque la música y lo sonoro abriría otro canal que no lo haría lo verbal”.

Actualmente no es una especialidad que esté nomenclada en las cartillas de las distintas obras sociales, aunque las personas que tienen certificados de discapacidad son reconocidas. También en algunos casos que llegan derivados por un neurólogo (con reintegro). En hospitales públicos aún no se trabaja esta especialidad.

“No tenemos no tenemos ninguna ley que diga como debemos trabajar y eso hace que muchas personas sin título puedan ejercer. No nos molesta que utilicen la música como recurso, pero eso no es musicoterapia”, enfatizó.

Pero, también hay cosas positivas, como por el ejemplo el reconocimiento de otros profesionales. “Hay un avance con respecto al conocimiento de la disciplina y cómo nos ven los otros profesionales. Especialmente cuando ellos ven los cambios significativos en los pacientes”, cerró.

..............................................................

Ventajas

» Es un recurso que no tiene rechazo. La música tiene ganado un terreno en las personas y eso facilita el trabajo, por lo menos la llegada de la persona al consultorio. Hace que las cosas sean más fluidas y genera un vínculo mucho más rápido.

» Se pueden trabajar múltiples cuestiones (emocionales, físicas) al mismo tiempo.

» Propone al sujeto como un sujeto sonoro que llega con una historia construida a partir de distintas situaciones.

» Cuando una persona elige una canción, un CD o improvisa está hablando de ella y eso se tiene en cuenta.