Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Desarrollado por investigadores del MIT y de la Escuela de Medicina de Harvard

Vendas indoloras que se despegan sin dañar la piel sensible

Todos hemos experimentado la sensación desagradable de quitarnos una venda que está pegada a la piel. Es un proceso particularmente doloroso si tiene la piel sensible o si es peludo, pero para algunos pacientes es un problema aún más grave. Los bebés, por ejemplo, que aún no han desarrollado la capa epidérmica, son particularmente susceptibles a lesionarse con las vendas.

Los investigadores del MIT y de la Escuela de Medicina de Harvard, asumieron el reto de crear una venda mas suave. Lo primero fue darse cuenta de que el adhesivo se podía dejar en la piel, siempre y cuando se pudiera retirar la venda. Para poder implementar la separación de la venda del adhesivo, se introdujo una capa intermedia de silicona que despega el adhesivo. Una vez retirado, la goma que queda en la piel puede quitarse lavándo la zona cuidadosamente o permitiendo que se caiga sola.

Fuente:medgadget.es