Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Recibió un disparo de un agente que creyó que estaba armado

Los Ángeles pagará 6 millones de dólares a un residente que quedó parapléjico

La ciudad de Los Angeles deberá pagar casi seis millones de dólares a un residente que fue tiroteado por la policía que creyó estaba armado y solo tenía un celular, reportaron voceros judiciales.

Un jurado de una Corte de Los Angeles ordenó a la ciudad pagar cinco millones 700 mil dólares a Robert Contreras, de 26 años, quien quedó parapléjico de por vida tras haber sido tiroteado por agentes del Departamento de Policía de Los Angeles.

La compensación sobre el incidente registrado en septiembre de 2005 fue por un millón 200 mil dólares más de lo que se había propuesto a principios del año y fue rechazado por el Concilio de Los Angeles.

Contreras, quien era pandillero, fue tiroteado por agentes en el sur centro de Los Angeles, tras responder al llamado de una balacera en el área y que al llegar al lugar vieron cuando Contreras corría en un callejón.

Cuando Contreras volteó a los llamados del oficial Mario Flores y del detective Julio Benavides tenía un objeto en la mano que los agentes pensaron era un arma y que resultó ser su celular.

En su momento los agentes hicieron el reporte de que Contreras portaba un arma y por eso la reacción de los agentes y todo eso causó que Contreras fuera sentenciado a siete años en una prisión estatal.

Contreras fue puesto en libertad condicional el año pasado y presentó una demanda federal contra la ciudad y después de investigaciones se encontró que los agentes falsearon declaraciones, además de violar derechos civiles y usar fuerza excesiva