Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Plena integración de las personas con discapacidad

La reserva nacional de Tambopata de Perú promueve el turismo accesible

La reserva nacional Tambopata, en Madre de Dios, promueve el turismo accesible, una modalidad que permite un conjunto de actividades que posibilitan la plena integración de las personas con discapacidad y de los adultos mayores, informó hoy el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

Gracias a ello, 35 jóvenes de diversas nacionalidades con diferentes tipos de discapacidades como limitaciones visuales, auditivas y motrices recorrieron la colpa de guacamayos Chuncho y la estación biológica y el puesto de control Malinowski, donde recibieron charlas a cargo de los guardaparques.

También experimentaron aventuras inolvidables como cruzar una quebrada en "zip line" hasta la zona de camping, donde cerraron la noche con la luz de una fogata, guitarra y cantos.

Al día siguiente tuvieron una travesía en canoas y kayaks hasta Wasai Tambopata Lodge, donde se bañaron en una de las playas de Tambopata, para, finalmente, llegar a sus bungalows, algunos de los cuales fueron adaptados con rampas para subir las sillas de ruedas.

Por la tarde recibieron un curso de supervivencia y en la noche degustaron una parrillada de despedida.

Con esta primera experiencia se abren nuevas puertas y oportunidades para el turismo en la reserva nacional Tambopata, por lo que a fin de continuar en esta tendencia se ha programado para el 19 de agosto el ingreso de un nuevo grupo de turistas con habilidades diferentes.

Por tal motivo, los puestos de control que visitarán estos turistas serán adecuados a las necesidades de cada uno; asimismo, el personal guardaparque será capacitado para poder atenderlos de manera especializada.

La vinculación entre accesibilidad y turismo es relativamente reciente y su actual significado implica el planeamiento, diseño y desarrollo de actividades para el ocio y el tiempo libre de manera que puedan disfrutarlos todas las personas, y no sólo verlo como un turismo para personas con capacidades restringidas.

Por ello, el turismo accesible no sólo es un "turismo para discapacitados", sino un "turismo para todos y todas".