Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Estudio realizadopor la Escuela Miller de Medicina de University of Miami

Lesión de médula antes de la pubertad altera la producción esperma

Un estudio sugiere que una lesión de la médula espinal antes de los nueve años interferiría irreversiblemente la espermatogénesis.

"La cantidad de pacientes del estudio es muy pequeña porque la lesión de la médula es relativamente baja en los niños. Por lo tanto, los datos deberían interpretarse con precaución", dijo por correo electrónico el autor principal, doctor F. Andrew Celigoj.

De todos modos, parecería que "si un niño padece una lesión de la médula antes de la pubertad, esa lesión interferiría con la producción normal de espermatozoides cuando ese niño sea adulto. Si la lesión ocurre después de la pubertad, la producción espermática sería similar a la de un hombre con la lesión".

El equipo de Celigoj, de la Escuela Miller de Medicina de University of Miami, estudió a 533 hombres con una lesión de la médula. The Journal of Urology publica los resultados.

Todos los hombres participaban de un programa de investigación de la fertilidad. Según sus historias clínicas, siete participantes se habían lesionado entre los cuatro y 12 años. Ahora tenían entre 24 y 38 años y podían tener erecciones.

Tres, que eran los que habían sufrido la lesión antes de los nueve años, eran azoospérmicos. Uno que se había lesionado a los 10 años y otro que se había lesionado a 11,6 años tenían una cantidad subnormal de espermatozoides.

Los dos restantes, que habían tenido la lesión a los 11,9 años, tenían concentraciones espermáticas dentro de los rangos normales.

El 43 por ciento de los que se habían lesionado antes de la pubertad era azoospérmico, comparado con el 6,4 por ciento de los que habían tenido la lesión después de los 12 (p=0,009).

"Aunque no existen estudios previos, estos datos sugieren que existiría un estímulo neurológico a temprana edad necesario para la espermatogénesis", escribe el equipo.

"Se necesitan más estudios para comprender a qué edad y con qué gravedad de la lesión la calidad del semen se dañaría irreversiblemente", agrega.

Los autores aclaran que otros equipos habían publicado que las lesiones de la médula antes de los nueve años no necesariamente interfieren con la espermatogénesis.

"Hasta contar con más estudios, recomendamos que los hombres que tuvieron una lesión medular en la niñez y que quieran tener hijos, se realicen una evaluación con un médico especializado en la infertilidad de varones con lesiones de la médula espinal", dijo Celigoj.

FUENTE: Reuters Health