Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Estudio realizado por la Universidad de Pensilvania

Terapia hiperbárica ayuda en el tratamiento del pie diabético, úlceras, embolia, entre otras patologías

Con el avance de la ciencia y de la medicina han surgido nuevas terapias como la hiperbárica que se emplea con gran éxito en la cicatrización de heridas complicadas, infecciones, úlceras, pie diabético, anemia por pérdida sanguínea excepcional, injertos de piel, quemaduras, embolia, entre otras patologías.

El tratamiento con oxígeno hiperbárico aumenta hasta las células madre circulantes en el organismo, según un estudio realizado por la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos).

Esta técnica consiste en que el paciente respire oxígeno por periodos cortos y bajo presión. La combinación de oxígeno en altas dosis y presiones elevadas hace que se disuelva en la sangre y en otros líquidos de los tejidos elevando su concentración en el organismo. Esta terapia también ayuda en el tratamiento de enfermedades y problemas clínicos o quirúrgicos difíciles aparte de generar un efecto revitalizador en los tejidos.

¿Cuál es el procedimiento? Los expertos de la Clínica Ricardo Palma explican que el paciente ingresa a un equipo especial llamado cámara de compresión en la cual es sometido a presión por periodos que varían entre 45, 60, 90 y 1120 minutos.

Además, agregan que es muy beneficiosa porque es no invasiva ni dolorosa. Acelera la regeneración celular de tejidos en un estado que no podría darse de manera natural. Restaura y mejora lesiones por accidentes físicos o térmicos.