Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Al detectar el impacto, la bolsa de aire se activa y cubre algo más de un tercio del parabrisas para amortiguar el golpe

Airbag para peatones

Una de las cosas que más ha perdurado sobre Volvo con el paso de los años es su reputación a la hora de crear algunos de los coches más seguros del planeta. Su historia muestra varios desarrollos que hoy son fundamentales para la seguridad de los conductores, sin embargo, en esta oportunidad se invierte la perspectiva. Volvo ha presentado la primera bolsa de aire (airbag) comercial específicamente diseñada para peatones, disponible en el reciente modelo V40.

En el año 1944, Volvo comenzó a usar vidrio laminado en sus coches. Quince años después convertía en estándar al cinturón de seguridad de tres puntos. Asiento trasero de posición invertida para pequeños, cierre de seguridad adicional en las puertas, aviso de cinturón de seguridad, Sistema de Protección de Impacto Lateral... y la lista sigue. No importa en dónde se haga un estudio de seguridad, lo más probable es que haya un coche Volvo, o un elemento desarrollado por Volvo. La seguridad del conductor y los pasajeros ha crecido en gran medida, aunque lamentablemente siempre recibimos un recordatorio de que puede no ser suficiente. Ahora, ¿qué pasa con el peatón?

Evitar traumatismos

Es imposible negar que un accidente puede pasar en cualquier momento, pero lo mismo se aplica al hecho de que cierta gente anda muy distraída por la calle. Los estudios sobre seguridad basados en enviar mensajes de texto con un móvil mientras caminamos se han multiplicado, y los resultados no son muy alentadores. Por lo tanto, no es mala idea buscar formas adicionales de proteger a los peatones. Volvo ha presentado la primera bolsa de aire para peatones, disponible en el reciente modelo V40. Al detectar el impacto, la bolsa de aire se activa saliendo de la parte posterior del capó, cubriendo poco más de un tercio del parabrisas, evitando así traumatismos de cráneo contra el mismo (entre otras lesiones).

A esta nueva bolsa de aire también se suma el sistema de detección de peatones, emitiendo primero alertas visuales y sonoras, y luego activando los frenos automáticamente en caso de que el conductor no responda. La cantidad de muertos en algunos países por accidentes de tránsito son espantosos, y cualquier cosa que apunte a reducir ese número es ciertamente bienvenida. Volvo está buscando imponer su política de “cero lesiones” en sus coches para el año 2020. El V40 saldrá a la venta en el territorio europeo durante el próximo mes de mayo, pero imaginamos que Volvo implementará su nueva bolsa de aire en otros modelos.