Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Trabajarán por adaptar buses y calles, más acceso a salud y educación

Cada vez más personas con discapacidad buscan cargos públicos en El Salvador

"El Salvador está haciendo historia en estas elecciones, y los partidos también por la apertura". Con esta frase resume Jorge Ochoa, aspirante a diputado de Concertación Nacional (CN) por San Salvador, el matiz que cobran las votaciones del 11 de marzo en las que por primera vez participan varios candidatos con discapacidad.

Ochoa, quien se moviliza en silla de ruedas desde que varios accidentes lo obligaron a dejar las muletas, ha sido un conocido seleccionado del baloncesto, activo impulsor del deporte entre discapacitados a través de entidades como la Asociación de Deportes en Silla de Ruedas y el Comité Paralímpico del país.

Ahora quiere saltar a otro escenario: la política, y aprovechar sus contactos con "el sector", como él llama a la comunidad de discapacitados, para legislar en beneficio de ellos y todo salvadoreño.

El mismo salto ha decidido dar Omar Mata, un ingeniero y empresario que se apoya en bastones para caminar, que fue el niño símbolo de la Teletón en 1987 y aspira, a sus 33 años, a legislar por Santa Ana.

"Decidí no ser un espectador más", dice Mata, al explicar cómo se decidió dejar de ser un activista y tirarse al ruedo, al tiempo que ve "excelente" la apertura que le da su partido y otros a las personas con discapacidad, que pueden demostrar que "pueden hacer muchas cosas más".

Estos dos aspirantes se unen al ya conocido David Reyes, quien busca nuevamente una curul por San Salvador, siempre bajo la sombrilla de ARENA.

Reyes está optimista por la "empatía" que dice halla en la gente que visita en los hogares o en los mercados.

A ellos se suman otros candidatos como Óscar López, quien aspira a ser concejal de San Salvador con el Partido de La Esperanza (PES) si llega a ser alcalde Marvin Prado.

Por el lado de CN también hay candidatos discapacitados a concejales en algunos municipios del interior del país aseguró el diputado y jefe de campaña de ese instituto político, Mario Ponce.

Entre estos candidatos figuran Walberto Fortín, de 30 años, quien administra un cibercafé y ahora aspira a ser miembro del concejo de San Juan Nonualco (La Paz) que encabezaría Carlos Ayala.

Fortín está contento por la apertura que ahora dan los partidos a personas en su condición y optimista por ganar la alcaldía con su partido el próximo 11 de marzo.

Si hay un punto común en estos candidatos es que el color partidario no pesa más que su deseo de hacer fuerza legislativa e incidir con iniciativas que beneficien a la población con discapacidad, la que, según Ochoa, se cifra oficialmente en 600,000.

"De llegar, con David, Mata y otros, vamos a ser una fortaleza", expresa Ochoa.

David Reyes dice que le alegra que más ciudadanos con discapacidad se hayan animado a competir en terrenos electorales, pues se "enriquece el debate" y se tiene "incidencia política".

Según el actual diputado arenero, en la presente legislatura le ha sido difícil hacer un mayor trabajo, pues la "sensibilidad" que él tiene hacia las necesidades del sector no es la misma a la que tienen los otros 83 diputados.

"Me siento muy contento que otros partidos incluyan entre sus candidatos a personas con discapacidad y lamento que el FMLN no lo esté haciendo", dice Reyes.

Y en efecto, el FMLN, una de las dos fuerzas políticas y electorales mayoritarias del país, confirmó que no lleva a discapacitados dentro de su planilla de aspirantes.

Reyes también dice sentirse orgulloso de haber empezado el camino y ahora otros se animen a competir.

Tanto Reyes como Ochoa y Mata coinciden en que juntos pueden hacer mucho desde la Asamblea, no sólo en favor de la población con discapacidad, sino de todos en general.

Pero para hacer realidad su aspiración de sentarse en una curul a partir del 1 de mayo próximo, estos tres candidatos tienen que impulsar su campaña al igual que lo hace el resto de contendientes.

Reyes dice estar visitando casas, una línea estratégica que impulsa su partido en la presente campaña, pero también se ha acercado a los mercados. "Hay mucha empatía porque represento un relevo generacional", afirma el también diputado.

Mata cuenta que también ha estado visitando comunidades y los distintos municipios de Santa Ana, además de centros comerciales donde hay concentración de gente a la que pueden abordar para venderles su oferta electoral.

Pero también dice que echa mano de las redes sociales para promocionarse y llegar más que todo al sector joven, que es el sector que está "más cerca virtualmente".

Ochoa cuenta que ha visitado mercados y se ha estado reuniendo con distintos sectores de discapacitados para conocer sus demandas y a partir de allí buscar satisfacerlas desde el Congreso.

¿A qué le apuestan?

Ochoa dice que ya se ha acercado a otros sectores como el de transporte, algo que, asegura, ya le dio el primer rédito, pues ha sacado un compromiso a Genaro Ramírez, el dirigente de la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreños (AEAS), de adaptar un bus por cada ruta asociada para facilitar el abordaje de los discapacitados.

Ochoa dice que él no le ofrece nada a los discapacitados, porque los beneficios para ellos ya están en la ley de equiparación de oportunidades y la convención internacional, y que lo que él hará es trabajar por que se cumpla.

"Mi punta de lanza es la población discapacitada, pero también los niños con o sin discapacidad, que no haya discriminación en las escuelas", afirma Ochoa.

Reyes, quien cree que "la gente está cansada de los políticos tradicionales", tiene un listado de propuestas que inicia con reformas para que el transporte colectivo sea accesible a los discapacitados.

También le apunta a otras iniciativas, como acortar el tiempo de jubilación para los empleados con discapacidad.

Con Ochoa coinciden en la necesidad de impulsar una ley que haga que los centros educativos faciliten intérpretes en lengua de señas para los estudiantes sordos.

Mata tiene entre sus propuestas y coincide con sus otros contendientes en la necesidad de velar por que haya una adecuada infraestructura vial para el sector en las ciudades y la adaptación del transporte colectivo.

Para este último punto dice que ya hizo contacto con una empresa santaneca en busca de apoyo. Pero asegura que también piensa en la población en general, tanto que apoyará que se vuelva al subsidio generalizado del gas licuado como lo plantea su partido. (Lea más detalles sobre propuestas en otra página).

Desde el escenario municipal, Walberto Fortín quiere trabajar por la comunidad de discapacitados, y ya piensa en resucitar un programa de charlas y talleres motivacionales que antes impulsaba desde la comuna.

De hecho, ese programa lo ha llevado a la política, afirma, pues le preocupa que cada vez proliferan más discapacitados en el municipio, y para ellos quiere luchar para que sigan adelante y no desmayen. "Uno no tiene que postrarse", dice Walberto, quien el accidente en una maquila que lo dejó inválido no le limita a servir al municipio desde un cargo público.

Fuente:elsalvador.com