Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Asegura Defensora municipal de derechos humanos de Toluca

La desigualdad vulnera a discapacitados

El derecho a la igualdad es el que más se vulnera a las personas con discapacidad, ya que frecuentemente se les niega la oportunidad para desenvolverse como cualquier persona, sin embargo, los miembros de este sector deben superar los obstáculos, dejar a un lado el miedo e integrarse, sostuvo Mitzi Colón Corona, Defensora municipal de los Derechos Humanos de Toluca.

Explicó que las personas con discapacidad deben ser conscientes de que cuentan con toda una gama de derechos que van desde la igualdad, hasta el trabajo, la educación, la recreación, la cultura y el deporte, entre otros; además, tienen un derecho urbanístico y cuentan con derechos como consumidores, pero no siempre se respetan.

En el caso del derecho urbanístico, explicó que lo ideal sería que la población retirara los obstáculos de la vía pública como las sillas o anuncios en las banquetas, en beneficio principalmente de las personas ciegas, mientras que el derecho al consumidor que tienen, se atendería si todas las etiquetas de artículos y productos estuvieran en el lenguaje braille o que en los establecimientos haya personas encargadas de ayudarles a hacer las compras.

Asimismo, la Defensora de los derechos humanos en Toluca, afirmó que una de las claves para una vida digna e independiente para los discapacitados es el poder acceder a un empleo, por lo que pidió a los empresarios brindar oportunidades laborales a este sector, que ha demostrado su productividad.

Aunado a lo anterior, manifestó que el dar trabajo a personas con discapacidad es benéfico para las empresas, ya que existen beneficios fiscales como el pago del seguro social por parte del gobierno; las adaptaciones físicas a sus instalaciones son deducibles de impuestos y entrarían en el programa de “Empresa Incluyente” que también les da otras ventajas.

Finalmente, a los discapacitados les pidió acercarse, no rendirse a pesar de que les nieguen algunos servicios, no aislarse, convivir y expresar lo que sienten para que se les comprenda y sus derechos sean respetados.