Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

México

Se arrastra para trasladarse; sueña con una silla de ruedas eléctrica

Luis Esteban Domínguez Flores, de 29 años, sufre de discapacidad psicomotriz, no puede caminar y utiliza sólo sus brazos para arrastrarse de un lugar a otro. Para él, utilizar una silla de ruedas convencional es complicado, pues no tiene total control de su mano derecha. Hace poco más de tres semanas que Esteban se desempeña como parquero, a fin de ayudar en los gastos familiares, además de fantasear con una silla de ruedas eléctrica. “Esteban nació así, es más, de chiquito se movía menos y casi no hablaba, ahora es más independiente pero batalla para moverse, pues su brazo derecho no le ayuda mucho y sí habla pero con dificultad… es muy alegre”, explicó su hermana mayor Viviana. En la vivienda ubicada en la colonia Ciudad Moderna, habitan diez integrantes de la familia Domínguez Flores, entre ellos tres menores. “Mi hermano duró un tiempo trabajando en una venta de ‘segundas’ por aquí cerca, luego el señor del negocio se lo llevó a unos puestos por el kilómetro 20 y me acabo de enterar que la hacía de parquero, para ayudar económicamente”, mencionó. Aseguró que la idea le desagrada totalmente, pues debido a la discapacidad de su hermano y la manera en que se mueve, teme que le ocurra algo. “Me da mucho miedo que lo vayan a atropellar, es muy peligroso para él y como le incomoda la silla de ruedas no la usa, pero él sólo quiere ayudar, aunque preferimos que se quede en casa o busque algo menos peligroso”, expresó Viviana. Agregó que por la discapacidad de Esteban, varias personas se han ofrecido a ayudarlos, sin concretar nada. "Pues sí se acercan las personas a preguntarle qué le pasó y le ofrecen apoyo, sólo lo emocionan y ya no los volvemos a ver, eso lo deprime bastante; adem*s no falta la gente que se aprovecha de su condición y lo discriminan o le quieren robar... él tiene quién lo defienda", reveló Viviana. Destacó que su hermano no cuenta con servicios médicos, pues no reúne los requisitos suficientes para el trámite. Mientras tanto Esteban se arrastra hasta el comedor e intenta subir con esfuerzo a una silla, ahí cuenta un poco acerca de su vida. "A mí me gusta ayudar en mi casa, con lo poquito que saco de parquero he podido pagar el gas o el agua. A nadie le gusta que trabaje en eso, pero pues también tengo dos perros y un pajarito qué mantener", expresó Esteban entre risas. Añadió que entre las muchas dificultades que tiene para desenvolverse en la vida diaria, acudir al baño es una de las más peligrosas, pues primero debe subirse a un bote. "Pongo una cubeta y luego me subo, pero es peligroso por que ya me caí como dos veces y para bañarme también batallo, pero ni modo que no lo haga", explicó. Agregó que uno de sus sueños es tener una silla de ruedas eléctrica, pues las manuales no le sirven. "Esta mano no me sirve -señala alzando su brazo derecho-, uso silla nada más cuando vamos a salir y eso porque alguien me empuja si no, no, mejor me arrastro", finalizó. Si desea contactar a Esteban y a su familia, puede acudir a su domicilio en la colonia Ciudad Moderna, calle Golfo de California 116, o comunicarse al celular (656) 305-12-31.