Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Uruguay

Mujeres discapacitadas son excluidas de salud sexual

La sociedad ve a las mujeres con discapacidad como asexuadas y además se las excluye del sistema de salud cuando quieren acceder a los servicios de salud sexual y reproductiva. Estas son conclusiones de la investigación “Derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con discapacidad”, realizado por la Secretaría de la Gestión Social para la Discapacidad de la Intendencia de Montevideo con el apoyo de ONU Mujeres.

La investigación fue presentada este jueves. “El acceso a los centros de salud se convierte en ‘una carrera de obstáculos’ que las mujeres con discapacidad deben ir sorteando hasta su desgaste. Esto lleva a que muchas sean excluías del sistema”, dice el trabajo.
Los obstáculos son transporte inaccesible, infraestructura inaccesible, falta de rampas y bancos accesibles, falta de señalizaciones audibles y/o visuales, pisos que no contemplan a mujeres con aparatos ortopédicos y falta de camillas y mamógrafos accesibles.
Natalia Matiolli, coordinadora de la investigación, dijo a No toquen nada que la sociedad ve a la mujer con discapacidad como una personas “asexuada”. “Hay muchos prejuicios, misterios y mitos en torno a las personas con discapacidad y esto se da más en las mujeres. Se las considera un ser infantilizado y además no apta para cumplir con los roles de madre y de novia”, explicó.
Según la investigación, las mujeres con discapacidad no han recibido información general sobre salud sexual y reproductiva. De las que sufren una discapacidad auditiva, el 69% declara no haber recibido información. Con discapacidad motriz un 66%, psíquica un 81% y visual 47%. En el caso de la discapacidad intelectual, sólo el 30% de mujeres declara no haber recibido información. Esto se da porque concurren a centros donde se trata el tema.
Los tres ámbitos identificados donde había problemas de accesibilidad a la información son ITS/sida, anticoncepción y a la hora de la consulta y exámenes ginecológicos.
La investigadora Mattioli destacó que otro problema al que se enfrentan en la salud es la falta de visibilidad del problema por parte de los funcionarios. “En un baño accesible de un servicio de salud, el personal había colocado masetas con plantas porque había una ventana y así las plantas podían recibir sol. No entendían la necesidad de que ese baño debía ser accesible para que la mujer su pudiera desplazar con autonomía”, afirmó.
Algunos números
En Uruguay, de las personas con discapacidad un 57% son mujeres, esto según datos del INE en 2004.
El 37% de las mujeres tienen entre 18 y 30 años, y un 34% entre 31 y 40 años. En lo que respecta a la atención en salud, el informe señala que el 49% de las mujeres encuestadas se atienden en el sector privado, el 47% en el sector público y el 4% en otros centros.
Para este trabajo se realizaron 140 encuestas a mujeres, atendiendo a cinco tipos de discapacidad: motriz (44%), visual (14%), auditiva (11%), psíquica (15%) e intelectual (16%).