Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

México

Sexualidad, discapacidad y Geishad

La obra de teatro Peter Pan dará una función a beneficio de Geishad, para apoyar su programa de atención a niñas, niños y jóvenes con discapacidad que han sido violentados sexualmente. Se realizará el 16 de diciembre a las 5 de la tarde en los Teatros Telmex, a un precio de 250 pesos en cualquier sección. Se deben comprar antes del 15 de diciembre. Si se adquieren durante El Buen Fin, su precio será de 200 pesos. Hace un mes leí una columna de Rosa Montero en El País en donde hacía mención de esos “héroes y heroínas tenaces y discretos con los que convivimos sin apenas darnos cuenta de que están ahí”. La escritora comentaba, haciendo alusión a las discapacitadas y los discapacitados: “Como nuestra sociedad convencional y cobarde nos tiene hambrientos de épica, cuando vamos al cine los ojos nos hacen chiribitas viendo La guerra de las galaxias y otras películas de superhéroes pueriles, pero curiosamente no advertimos que hay batallas mucho más grandiosas y difíciles que se están librando en la puerta de enfrente”. Su referencia me hizo pensar en las personas con discapacidad que conozco, hombres y mujeres admirables, valientes, entrañables, pero también pensé en Irene Torice, una mujer que ha dedicado años a la atención de la sexualidad en la discapacidad. Para mí, una heroína hecha y derecha.
La conocí hace unas cuantas semanas en el Congreso de Educación Sexual y Sexología. Les pedí a los amigos de El Armario Abierto que me la presentaran cuando nuestros caminos se cruzaran, pues no sabía cómo era físicamente, aunque había leído ya varios de sus libros. Al estrechar su mano no pude evitar felicitarla por su importante labor en la dirección de Geishad, Grupo Educativo Interdisciplinario en Sexualidad Humana y Atención a la Discapacidad, A.C. Es una mujer admirable y quiero compartir con ustedes todo lo que ha hecho, por lo que recién la entrevisté y esto fue lo que me dijo:
¿Qué es Geishad?
Es una asociación civil que se funda en junio de 2004 con el propósito de atender las necesidades relacionadas con sexualidad y discapacidad, principalmente en el Distrito Federal, pero también atiende las solicitudes de diferentes asociaciones y personas en toda la República Mexicana.
¿Cómo empezaste con esta tarea tan compleja e importante?
Estudié terapia ocupacional, que está muy relacionada con la rehabilitación. En el trabajo me di cuenta de que no hay un área de profesionalización en el campo de la discapacidad enfocada en la sexualidad. Esto lo relacioné con un posgrado que comencé a cursar en sexología educativa en donde esperaba encontrar algunas respuestas por una relación afectiva que tenía en ese momento con una persona con discapacidad. La clase que me ofrecieron fue de dos horas y no encontré ninguna respuesta. A raíz de eso, diseñé y construí una serie de talleres, después un diplomado, una maestría. Por algunas diferencias con la institución donde laboraba decido separarme y crear mi propia institución con un grupo de profesionistas que ya se habían formado como maestras y maestros en discapacidad y sexualidad, más algunas personas dedicadas a la atención de la discapacidad en la psicología, la medicina, la sociología, la pedagogía. Así surge Geishad, por la necesidad de información en el área, sumada a que en mi familia hay dos personas con discapacidad: mi hermano Javier, que falleció en 2001 y tenía Síndrome de Down, y mi hermana Imelda, que vive con nosotros y tiene esquizofrenia. Varias de las socias fundadoras tienen en casa o en su entorno cercano una persona con discapacidad, por lo que ven esta necesidad de entender su sexualidad.
Han pasado siete años desde su creación y sigue siendo la única asociación en el país que se dedica a atender la sexualidad de personas con discapacidad, ¿cierto?
Lamentablemente sí. Han surgido diferentes iniciativas, tanto en la Ley para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, en la Convención por los Derechos de la Discapacidad, pero no ha habido la resonancia o no se le ha dado el interés que se debe, aun cuando es un compromiso internacional. A nivel de las organizaciones de la sociedad civil seguimos siendo los únicos. De dos años a la fecha el Centro de Rehabilitación y Educación Especial de Culiacán, Sinaloa, tiene un departamento de orientación sexual atendido por una de las egresadas del diplomado de discapacidad y sexualidad que impartimos en Geishad.
¿Qué posibilidades brinda el grupo?
Tenemos un diplomado con reconocimiento de la Universidad Autónoma de Yucatán y la de Sinaloa. Cursos, talleres para población con discapacidad y para personas que la atienden, así como para madres y padres con hijos o hijas con discapacidad. Para parejas. Tenemos conferencias y vía electrónica enviamos documentos relacionados con el tema: artículos científicos en español. Anualmente realizamos el congreso Encuentro con tu sexualidad, en donde se imparten talleres de sexualidad para niños, niñas, jóvenes con y sin discapacidad. Este año se va a llevar a cabo en el DF, en las instalaciones de Fundación Reintegra, que amablemente nos reciben en su casa desde hace cuatro años. Tenemos publicaciones y textos editados por el propio grupo, como en Sexo sin lata, para trabajar con niños, niñas y jóvenes con discapacidad; Sexualidad sin tanto rollo, que tiene las preguntas más frecuentes de los adolescentes, la Guía didáctica para la promoción de la salud sexual de las personas con discapacidad, y seguimos produciendo, porque estoy convencida de que una persona que no produce no deja huella y una institución que no lo hace se muere.
¿Qué tipo de discapacidades atienden?
Atendemos todo tipo de discapacidad, pero con mayor frecuencia la discapacidad intelectual y la motriz o múltiple. La atención que hacemos es en la recuperación del abuso sexual al que han llegado a ser sometidos estos chicos y estas chicas. Lo hacemos a través de un programa que diseñamos de habilidades sociales que nos ha funcionado bastante bien, más que la terapia tradicional. Aquellos con discapacidad motora o múltiple normalmente nos llegan por conductas y comportamientos sexuales que se pueden dar en el aula de manera pública. Con ellos trabajamos la diferencia entre las conductas privadas y públicas, para que puedan tener una conducta socialmente aceptable y puedan protegerse y estar en un menor riesgo de vivir abuso sexual. También nos llegan parejas en donde alguno de los miembros ha adquirido una discapacidad y están en búsqueda de alternativas para recuperar su vida sexual; se trabaja mediante una serie de tareas o ejercicios en donde se desgenitaliza la sexualidad, se contempla todo el cuerpo como zona erotizable. En algunos casos, cuando la respuesta sexual se ve afectada y para la pareja es muy importante recuperar la erección, tenemos interconsulta con algún médico para que prescriba un fármaco para que le ayude a tener esta función sexual.
Muy pronto van a presentar una función de teatro para apoyar su programa de atención a niñas, niños y jóvenes con discapacidad que han sido violentados sexualmente.
Sí, tenemos una función de Peter Pan el día 16 de diciembre a las 5 de la tarde en los Teatros Telmex, ubicados en Cuauhtémoc y Chapultepec, a un precio de 250 pesos en cualquier sección. Tienen de hoy al 15 de diciembre para comprarlos. Y sí va a estar Lolita Cortés con todos los actores originales e incluso hay posibilidad de que haya firma de autógrafos.
Además, se unieron a la iniciativa de El Buen Fin.
Sí, en caso de que los compren hoy, mañana y el lunes, les costará sólo 200 pesos. Para las reservaciones pueden llamar al 11 14 05 40 o escribir a culturales@geishad.org.mx.
Cuéntanos sobre el próximo Encuentro con tu sexualidad.
Todavía tenemos lugar para los talleres para jóvenes con discapacidad motora, para el de adolescentes sordos y el de personas con discapacidad múltiple. Todos los demás, de manera afortunada, están sobrepasados. Pueden solicitar información en la página www.geishad.org.mx.