Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

México

Automovilistas no respetan a discapacitados

Sin la más mínima cultura urbana invaden los estacionamientos exclusivos para personas con capacidades diferentes en centros comerciales e instituciones públicas gubernamentales. Hacen caso omiso a discos, señales y rampas.
Los cajones de estacionamiento para los discapacitados o vulnerables, colocados en las diversas instituciones gubernamentales en centros comerciales en los diversos puntos de la capital tabasqueña, pese a que se encuentren colocados los discos y espacios destinados, no son respetados por los conductores particulares que invaden esos espacios.
Es lamentable que propietarios de las unidades, sin tener placas de minusválidos o discapacitados, ocupen los cajones oficialmente destinados para esas personas.
Pese a que existe un decreto para que respeten esos discos colocados en los diversos centros comerciales e instituciones públicas gubernamentales, la gente hace caso omiso y no existe autoridad para poner orden a que esos lugares permanezcan liberados y que realmente sean ocupados para las personas con discapacidad o vulnerables.

En la entidad, La Ley para la Protección y Desarrollo de los Discapacitados del Estado de Tabasco, publicado en el diario oficial el 4 de septiembre del 2003, continua siendo letra muerta.
Piden más rampas
Por su parte, personas con discapacidades físicas en Villahermosa, cada día se enfrentan a situaciones difíciles al ver que en primera no hay tantas rampas para minusválidos en las calles, o bien que el paso está obstaculizado por mercancías del comercio.
Ante esto, ciudadanos piden a las autoridades estar pendientes de esta situación que de atenderse al cien por ciento traerá beneficios para personas con discapacidad física en poder acceder a distintos sitios.
El comercio informal, otro de los obstáculos
Muchas de las ocasiones, el comercio foráneo obstaculiza las banquetas complicando el paso a quienes andan en muletas, silla de ruedas, debido a que tienen que bajar al arroyo de la calle exponiendo su vida al peligro de ser atropellados..

El 10% de la población mundial presenta algún grado de deficiencia o discapacidad. En México se conoce que el 2.3% de su población, tiene algún tipo de discapacidad por lo que es necesario brindarles facilidades para integrarlos a una vida social, activa y productiva, que contribuya a un mejor estado de bienestar físico, psicológico y social.
Un alto porcentaje de establecimientos de atención médica ambulatoria y hospitalaria en el país, carece de elementos arquitectónicos que faciliten la atención de pacientes, la operación y flujo de los usuarios y visitantes con alguna discapacidad. La presente Norma, establece los requisitos mínimos necesarios para facilitar el acceso, tránsito, uso y permanencia de las personas con discapacidad.