Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

México

Preparan cambios al transporte en favor de discapacitados

Organismos técnicos del transporte aseguran que preparan modificaciones a la norma técnica de las unidades del transporte público, para establecer adecuaciones a los camiones que faciliten el acceso y brinden mayor seguridad a personas con discapacidad. Esperan tener listo el documento en agosto y entregarlo a las secretarías de Vialidad, y a la General de Gobierno para su revisión y aprobación.

El director del Organismo Coordinador de la Operación Integral del Transporte en Jalisco (Ocoit), Flavio Tavera Muñoz, explicó que están en la etapa de realización de reuniones con representantes de organizaciones de discapacitados: invidentes y débiles visuales, gente pequeña, personas con problemas motrices y auditivas, entre otros. Los acercamientos son, en lo particular, con cada asociación para escuchar las necesidades y propuestas de cada sector.

Como parte del proceso para integrar los cambios a la norma, también sostendrán reuniones con transportistas para recibir sus planteamientos. El funcionario consideró que las adecuaciones que podrían incluirse en la norma no requieren una inversión cuantiosa por parte de los camioneros.

Los aspectos a establecer en el documento todavía no se definen, pues todavía están en la etapa de recepción propuestas que se analizarán para determinar cuáles son las mejores.

En el tema de la actualización de la norma técnica trabajan coordinadamente con los organismos ciudadanos el Ocoit, el Centro Estatal para la Investigación del Transporte (Ceit) y la Secretaría de Vialidad, precisó Tavera Muñoz, quien agregó que por parte de la Secretaría General de Gobierno hay disposición a recibir la propuesta de adecuación de la norma. Estas modificaciones no requieren aprobación del Congreso.

Trasladarse, un calvario

Personas con discapacidad manifiestan que padecen un verdadero calvario al utilizar el transporte público. A los invidentes no les dan la parada, suben y bajan pasaje a varios metros de donde ellos están por lo tanto no alcanzan a ascender a la unidad, según señalamientos de organizaciones ciudadanas; mientras que el interior los autobuses no está apto para ellos, los tubos pasamanos frecuentemente no son continuos, se dificulta sujetarse.

La gente pequeña no alcanza el timbre para pedir el descenso y no cuentan con asientos adecuados a su estatura. En general, señalan que no se respetan los dos asientos preferenciales para personas con discapacidad, entre otros.