Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

Existe una docena de opciones de tratamiento para esta enfermedad, en México los pacientes solo tienen acceso a dos

Pacientes mexicanos con esclerosis múltiple piden acceso a nuevas terapias

Pacientes que padecen esclerosis múltiple en México buscan tener acceso a medicamentos innovadores ya que 25% de ellos consideran que los fármacos que actualmente proporciona el sistema de salud no son completamente efectivos para controlar su enfermedad.

“Queremos que haya mayor equidad para que todos los tratamientos estén disponibles”, dijo a Efe la maestra Claudia Salcedo Alfaro, directora de operaciones de la Asociación Unidos Combatiendo la Esclerosis Múltiple.

De acuerdo con Salcedo, pese a que existe una docena de opciones de tratamiento para esta enfermedad, en México los pacientes solo tienen acceso a dos.

“La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que afecta distinto a cada persona ya que depende de a qué parte del sistema nervioso afecta”, señaló Salcedo.

Destacó que, si bien los pacientes son atendidos, no siempre el tratamiento es personalizado, lo que significa la diferencia entre llevar una buena calidad de vida lo más normal posible, o acabar en silla de ruedas de por vida.

La también socióloga explicó que pacientes y organizaciones buscan sensibilizar a las autoridades de salud para que pongan en el cuadro básico de medicamentos para esta enfermedad los fármacos más nuevos.

Ejemplificó que en el caso de la esclerosis múltiple recurrente y progresiva, hasta hace poco no había fármacos para tratarla, pero ahora ya existen.

“Entendemos que hay poco presupuesto y procesos que son necesarios, pero sería bueno avanzar en otras líneas y que haya un equilibrio entre costos y calidad”, afirmó.

La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central, desmielinizante, de carácter autoinmune y de evolución lenta, que provoca que las neuronas pierdan comunicación entre ellas y genera discapacidad.

Se manifiesta con diversos síntomas como la parálisis de las extremidades inferiores, hormigueo y pérdida de sensibilidad, principalmente.

Este padecimiento, hasta ahora incurable, afecta a 2,5 millones de personas en el mundo.

En Latinoamérica la cifra asciende a entre 50 mil y 100 mil pacientes, mientras que en México unas 20 mil personas se ven afectadas por este padecimiento.

Los pacientes con esta enfermedad suelen gastar, en promedio, unos 50 mil pesos mensuales para atenderse, por lo que en México está considerada una enfermedad catastrófica y es atendida en el Seguro Popular.

Salcedo reconoce que han tenido acercamientos con las autoridades de salud para generar conciencia y que abran las posibilidades a mejores fármacos que ofrezcan mejor calidad de vida en los pacientes.

“Más de la mitad de los pacientes nunca han tenido un cambio en su tratamiento en las instituciones públicas. Es necesario que los médicos tengan opciones para dar las terapias y que se retrase la discapacidad que provoca esta enfermedad”, concluyó.