Está usted en: Cooperación Internacional -> Latinoamérica

El entorno no adaptado puede empeorar una discapacidad

El pasado 3 de diciembre se celebró el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Esta fecha tiene como objeto visibilizar y dar conocimiento de los derechos de las personas con discapacidad y fue establecido por la ONU para impulsar una sociedad más inclusiva.

La discapacidad, como concepto, evoluciona constantemente. Actualmente, y basada en el modelo social, se la considera como la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno, que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

El modelo social de la discapacidad tiene en cuenta, entonces, dos componentes:

- Componente biológico: lesión o deficiencia.

- Componente social: barreras, entorno.

Es de la interacción de estos dos componentes que se constituye la discapacidad. Por eso, en ámbitos menos desarrollados se incrementa el porcentaje de discapacidad. Se considera que el 80% de las personas con discapacidad viven en países en desarrollo.

Si se toma como ejemplo a una persona con una lesión neurológica que le impide caminar (paraplejia) y que se traslada en silla de ruedas, el componente social que impide o dificulta su actividad o participación plena sería un entorno no adaptado: veredas rotas, ausencia de rampas o medios de transporte no accesibles.

También es importante agregar la individualidad de cada persona y su capacidad de resolver obstáculos o problemas, es decir, que dos personas con la misma deficiencia y el mismo entorno no presentan la misma capacidad o herramientas personales para resolver situaciones, y es así que la participación en entornos sociales, estudio, trabajo, etc. pueden ser muy diferente en una caso con respecto a otro.

Fuente:tn.com.ar