Está usted en: Noticias -> Notas de prensa

"Domingo de Piñata" en el Carnaval de Alhama de Granada

El pasado domingo, 13 de marzo, tuvo lugar el “domingo de piñata”, dentro de la celebración del carnaval de Alhama de Granada. Para disfrutar de este día, el grupo joven de ASPAYM-Granada organizó un viaje. Asistieron un total de 26 jóvenes, entre socios/as pertenecientes al grupo joven y voluntarios.

El “domingo de piñata” (el domingo posterior al miércoles de ceniza) reúne a visitantes de todo el entorno de la comarca, no en vano el carnaval de este municipio está declarado como Día de Interés Turístico de Andalucía.

Durante todo el día, murgas, comparsas y máscaras estuvieron por las calles amenizando a los visitantes. Y ya a partir de las 4 de la tarde actuaron en el escenario del Paseo del Cisne.

Por su parte el grupo de ASPAYM se citó a las 10:30 en Granada para salir en un autobús cedido por la Diputación de Granada. No hubo muchas demoras, por lo que antes de las 12 ya estábamos en Alhama de Granada.

Durante el trayecto se dio el toque final a los disfraces; máscaras, corbatas, pelucas, y narices para todos. Nada más llegar nos recibieron algunos de los socios de Alhama, que se juntaron con el grupo para pasar el día. Subiendo un par de grandes cuestas llegamos al epicentro de la fiesta donde pudimos ver pulpos gigantes, los personajes de barrio sésamo, unos divertidos cazafantasmas, indios, payasos,… y multitud de personajes con los que nos mezclamos.

Guiados por Inmaculada Retamero, la artífice del evento y alhameña de nacimiento, nos apartamos del bullicio de la gente para disfrutar de la comida y un breve descanso en el mirador del Tajo de Alhama, lugar con unas impresionantes vistas. Tras esta agradable pausa, regresamos al Paseo del Cisne para divertirnos con las actuaciones de las murgas y comparsas participantes en el Carnaval de este año.

Después de chistes, canciones, sátiras, etc, con las que nos deleitaron las agrupaciones, decidimos recuperar fuerzas con un buen chocolate caliente. Dimos el último paseo por las calles, tomamos las últimas fotos y emprendimos el camino de vuelta al autobús.

Finalmente, y sin ningún contratiempo, llegamos a Granada cerca de las 9 de la noche con un largo día en el cuerpo pero con ánimo de repetir el año próximo.