Está usted en: Incontinencia -> Noticias

Responde el urólogo Manuel Esteban Fuertes, jefe del Servicio de Urología del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo

Diez preguntas sobre incontinencia urinaria

Diez preguntas sobre incontinencia urinaria. Responde el urólogo Manuel Esteban Fuertes, jefe del Servicio de Urología del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y coordinador nacional del Grupo de Urología Funcional,Femenina y Urodinámica de la Asociación Española de Urología. 

1- ¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria (IU) fue definida en 1977 por un grupo de expertos pertenecientes a la Asociación Internacional de Urología como la pérdida objetivamente demostrable de orina que causa un problema higiénico y/o social. Con esta definición, aunque hablamos de hace 35 años, ya se contemplaban las consecuencias que este problema produce tanto en la esfera social como afectiva de la persona que la padece.

2- ¿A cuántas personas afecta en España?  Distribución por sexo y edad.

Es un problema realmente frecuente: se calcula que 1 de cada 3 mujeres en su vida puede tener IU y en el caso de los varones esta estimación es de 1 de cada 5 hombres. Estas cifras demuestran que se trata de una patología de una dimensión importante, por lo que es necesario enfocarla y tratarla.

En cuanto a su epidemiología en función de la edad, la incontinencia urinaria puede aparecer en cualquier grupo de edad.

3- ¿Afecta sólo a las mujeres?

Es más frecuente en la mujer, pero afecta a los dos sexos. Es importante que no se entienda como algo característico del paso de los años, ya que la IU no es algo normal a ninguna edad ni en ningún sexo. Siempre que exista un problema de incontinencia urinaria puede haber una solución y para eso estamos los urólogos, para ayudar a enfocar el problema y encontrar la mejor solución.

4- ¿Por qué se produce?

Se puede producir por diferentes motivos, por alteración de la vejiga cuando se está llenando que reacciona de forma anormal contrayéndose de forma involuntaria, o bien porque fracasan los mecanismos de control urinario del esfínter. También puede intercurrir afectación de la inervación que controla el aparato urinario inferior.

5- ¿Hay de varios tipos?

Sí, y es fundamental individualizar el problema en el caso concreto de cada paciente para hallar la mejor opción terapéutica.

Básicamente hay dos tipos de IU. En primer lugar, encontramos la IU derivada del fallo de la anatomía que sujeta los órganos. En estos casos, al producirse un aumento de la presión abdominal, por ejemplo al toser, la orina se escapa. El segundo tipo de IU se da cuando la vejiga, al llenarse, no es capaz de retener la orina y ésta se escapa sin querer, dando lugar a lo que se conoce como el Síndrome de Vejiga Hiperactiva.

6- ¿Cómo afecta a la calidad de vida?

Es una patología que altera tremendamente la calidad de vida de quien la padece. Dentro de los estudios realizados la incontinencia urinaria y las enfermedades psiquiátricas son las enfermedades que más impacto negativo tienen sobre la vida cotidiana de las personas.

7- ¿Se puede tratar la incontinencia? ¿Cómo?

Sí hay tratamiento pero es muy importante hacer un buen diagnóstico previamente para que el tratamiento se enfoque correctamente.

Hay tres tipos de tratamiento, dependiendo del tipo de IU: tratamientos farmacológicos que ayudan a funcionar a la vejiga y que han demostrado ser eficaces; tratamientos rehabilitadores para que la vejiga se relaje y contraiga en el momento adecuado; y, como tercera opción, los tratamientos quirúrgicos, que han ido mejorando con el tiempo y se han ido simplificando (mallas, cirugías, etc). Éstos últimos colocan en su correcto lugar a los órganos que se han movido por factores como la edad o debido a los partos, entre otras razones.

8- ¿Puede comentarnos algún avance en diagnóstico y tratamiento?

Lo cierto es que se sigue avanzando en las tres vías terapéuticas que acabo de mencionar. En la investigación farmacológica se están produciendo grandes avances y nuevas expectativas de búsqueda e investigación; en las técnicas fisioterápicas también estamos asistiendo a nuevos conocimientos, con el empleo de la estimulación eléctrica o la toxina botulínica; y sobre todo, en la simplificación de las técnicas quirúrgicas. Antes eran grandes cirugías que requerían movilizar la vejiga, la uretra, etc. y volver a colocar el órgano. Afortunadamente, hoy en día se ha simplificado todo este proceso y es posible utilizar determinadas prótesis o mallas más sencillas para que la cirugía sea mínimamente invasiva.

9- ¿La cirugía es la única vía definitiva para corregirlo?

En los casos de incontinencia urinaria de esfuerzo con escapes importantes la cirugía usualmente es la solución definitiva.

10- ¿Se puede tratar a cualquier edad?

En todas las edades es posible y necesario acudir a la Consulta del Urólogo para solicitar una solución. La Asociación Española de Urología es sensible a este problema y el abordaje en las diferentes edades constituye una de sus líneas más importantes de investigación y estudio. A los pacientes, sea cual sea su problema de incontinencia urinaria, hay que decirles de forma clara que, al acudir a pedir ayuda a su urólogo, va a encontrar la solución a su problema.