Está usted en: Divulgación sanitaria -> Investigación

Su precio ronda los 150.000 euros

El exoesqueleto biónico EKSO llega a Estados Unidos y Reino Unido

Varias personas con lesión medular han vuelto a caminar gracias a “EKSO”, un exoesqueleto biónico que se está poniendo a prueba en clínicas de Estados Unidos y Reino Unido. “EKSO” hizo su debut en los centros de rehabilitación a principios de 2012 y permite a los usuarios ponerse de pie, caminar, dar vueltas y sentarse.

Los motores y censores pueden devolver la movilidad a aquellas personas que no pueden usar sus piernas, ya que con sus manos pueden manipular los controles del complejo dispositivo.

Para poder utilizar el exoesqueleto, los usuarios deben medir entre 1.5 y 1.9 metros de altura, no pesar más de 100 kilogramos y tener un buen estado físico en la parte superior del cuerpo.

Cabe señalar que el aparato biónico cuesta alrededor de 162.000 dólares. “EKSO Bionics”, la empresa desarrolladora del esqueleto, pretende fabricar más ligeros y económicos, en los próximos años.