Está usted en: Divulgación sanitaria -> Investigación

Impulsada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía

Investigación sobre uso de células pluripotenciales en lesiones medulares

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía promoverá la creación de un laboratorio de reprogramación celular en el que trabajarán conjuntamente científicos andaluces y estadounidenses. Este centro, que se ubicará en Sevilla, se dedicará en exclusiva a la investigación con células IPS (de las siglas en inglés induced pluripotent stem cell), aquellas que proviniendo de células adultas pueden generar células madre pluripotenciales capaces de dar origen a cualquier tipo de tejido u órgano.

La consejera de Salud, María Jesús Montero, ha suscrito hoy un convenio de colaboración con el vicerector de Investigación y Estudios de la Universidad del Estado de Michigan, el doctor J. Ian Gray, por el que se permitirá la dedicación de profesionales de esta institución americana al proyecto andaluz de investigación en este ámbito, entre los que destaca el profesor José Cibelli, director del Laboratorio de Reprogramación Celular y director asociado del Programa Andaluz de Investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa.

Este acuerdo supone el desarrollo de trabajos conjuntos en el campo de las células IPS, tanto los que se llevarán a cabo en estos nuevos laboratorios andaluces como los realizados en la universidad americana. Además, con este convenio se acuerda compartir, entre ambas entidades, los resultados que se obtengan de las investigaciones.

Además de los trabajos científicos que se irán desarrollando a lo largo de los cinco años que fija el convenio, se establece la realización de un ensayo clínico en terapia celular con células IPS en pacientes tetrapléjicos con lesiones medulares, siempre y cuando la fase preclínica progrese adecuadamente. Como soporte a este convenio, la Consejería de Salud, a través de la Fundación Progreso y Salud, gestionará y tramitará la dotación del equipamiento y los espacios, así como la incorporación de nuevos investigadores al proyecto.

Investigación de gran potencial

El Laboratorio Andaluz de Reprogramación Celular, un proyecto de la Consejería de Salud pionero en España y la Comunidad Autónoma, ocupará un espacio de más de 400 metros cuadrados en el Parque Científico y Tecnológico Cartuja93, distribuidos en dos plantas. Contará con laboratorios de investigación, unidades de apoyo y un espacio reservado para la ubicación de dos salas blancas de producción celular (salas GMP), cuyo desarrollo e implantación estará coordinado por la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas. El proyecto cuenta con una inversión inicial que supera los dos millones de euros.

La investigación que se desarrollará en estas instalaciones tiene un gran valor potencial y se espera que la aplicación de sus resultados pueda dar respuesta a medio plazo a las necesidades de salud de la ciudadanía, abriendo nuevas vías en el ámbito de la terapia celular y la medicina regenerativa.

La reprogramación celular consiste en modificar las características de una célula adulta de un individuo, retrocediendo en su desarrollo evolutivo de forma que pueda generar células madre pluripotenciales capaces de dar origen a cualquier tipo de tejido u órgano. De esta manera, adquieren un nuevo potencial de diferenciación y duplicación que parecía definitivamente perdido. Esta técnica podría permitir, en un futuro, que por ejemplo, una célula de la piel o de un cabello se convierta en una neurona o en cualquiera de los 220 tipos celulares que componen el organismo.

Reprogramación celular en Andalucía

La Junta de Andalucía, consciente del potencial de nuevas investigaciones en el marco de la terapia celular y la medicina regenerativa, ha dotado a la comunidad de un marco normativo que garantiza la práctica científica ética, de calidad y de excelencia en el ámbito de la reprogramación celular, en el que se desarrollan diferentes proyectos en el sistema sanitario público de Andalucía.

En este sentido, en 2008 se aprobó el decreto que regula en Andalucía los requisitos para desarrollar proyectos de investigación mediante técnicas de reprogramación celular con fines terapéuticos. Entre estos criterios se encuentran las garantías para las donaciones de óvulos y células somáticas, el consentimiento informado y las autorizaciones de centros y proyectos. Además, establece la garantía de trazabilidad de las células, con el fin de identificar a los donantes, bancos de células y laboratorio de investigación y de mantener un registro de proyectos autorizados.

Formación en técnicas de reprogramación celular

La Consejería de Salud y la Universidad del Estado de Michigan mantienen, además, un acuerdo de colaboración desde 2007 para la especialización de investigadores posdoctorales en técnicas de reprogramación celular en el Laboratorio de Reprogramación Celular de esta universidad, bajo la supervisión del profesor Cibelli.

Los investigadores que se benefician de este programa desarrollan el periodo de especialización durante dos años en Michigan para, posteriormente, incorporarse a un centro del sistema sanitario público de Andalucía por un periodo mínimo de cinco años. Actualmente hay dos investigadores formándose en la universidad americana y se está ultimando la convocatoria que permitirá becar a otros tres el próximo verano.

En un enclave de generación de conocimiento

Con el Laboratorio Andaluz de Reprogramación Celular son ya tres los proyectos de investigación en Salud que se desarrollan en el entorno del Parque Científico y Tecnológico Cartuja93.

A este nuevo espacio se suma el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER), el primer centro de Andalucía que cuenta con dos salas de producción celular autorizadas para la realización de ensayos clínicos en terapia celular. Este centro es referente del Programa Andaluz de Investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa.

Asimismo, en un edificio también ubicado en este entorno, se desarrollará el Proyecto Genoma Médico, un trabajo sin precedentes a nivel mundial que permitirá construir la plantilla común no patológica (es decir, no ligada a enfermedades) para todo el genoma humano. Con esta iniciativa, en la que la Consejería de Salud invertirá 27 millones de euros, se pretende obtener el mapa estándar de las variaciones de los genes para poder conocer aquellos que están implicados en las enfermedades monogénicas (causadas por un sólo gen) y que, en su mayoría, son enfermedades raras. El 80% de ellas tiene una base genética.