Está usted en: Divulgación sanitaria -> Investigación

Más del 50% de las pacientes con lesión medular desarrollarán una úlcera por presión a lo largo de su vida

Un estudio de Proteómica para combatir úlceras en lesionados medulares

Investigadores del Hospital Nacional de Parapléjicos describen por primera vez la huella molecular asociada a la regeneración del tejido epitelial de lesionados medulares con úlceras por presión, lo que abre nuevos horizontes terapéuticos para un mejor tratamiento clínico de estos pacientes.

Un nuevo trabajo de investigación ha conseguido identificar la huella molecular específicamente asociada a la regeneración del tejido epitelial en pacientes con lesión medular que presentan úlceras por presión. De esta manera, las proteínas identificadas pasan a ser consideradas dianas terapéuticas para reparar, a medio y largo plazo, el daño producido en la piel.

“Este complejo estudio sólo ha sido posible gracias a la aplicación de una tecnología puntera como es la Proteómica, ciencia que estudia las proteínas y su correlación con sus genes, que permite identificar un elevado número de proteínas a la vez y, con ello, un mejor conocimiento de las enfermedades, en este caso de una patología relacionada con la lesión medular. El estudiar directamente m­­­­­­uestras de lesionados medulares con úlceras por presión ha hecho posible dar este gran paso”, ha explicado la científica María Eugenia G. Barderas, coautora principal del trabajo publicado en la prestigiosa revista ‘Advances in Wound Care’ y jefa del Laboratorio de Fisiopatología Vascular del Hospital Nacional de Parapléjicos.

En España, la incidencia de úlceras por presión en pacientes con lesión medular traumática es bastante elevada, alcanza al 15-30 por ciento de todos estos casos. Hay que tener en cuenta que entre el 50 y el 80 por ciento de las pacientes con lesión medular desarrollarán una úlcera por presión a lo largo de su vida.

La cirugía reconstructiva fracasa hasta en la mitad de los casos de úlceras por presión, lo que aumenta significativamente el tiempo de estancia hospitalaria, los costes asociados y, sobre todo, la calidad de vida de los pacientes se ve muy perjudicada, ya que el paciente se ve abocado a complicadas curas que se repiten periódicamente hasta alcanzar la curación de la úlcera.

“La identificación de las proteínas presentes en estas lesiones nos permite disponer de nuevas dianas farmacológicas sobre las que intervenir rápidamente en la clínica y evitar la ulceración de la piel en las zonas de apoyo. La Proteómica es de gran utilidad en la práctica clínica, ya que es una poderosa herramienta con la que analizar todas las proteínas que componen lesiones como, en este caso, las úlceras por presión, pero también de fluidos biológicos o células concretas. Nosotros identificamos nuevos biomarcadores de la enfermedad en estudio, desenmascarando mecanismos de acción implicados en su desarrollo, progresión, regresión o curación”, afirma María Eugenia G. Barderas, quien recientemente ha sido distinguida con la Orden al Mérito Civil por el Rey de España.

El trabajo, titulado ‘Identificación de un perfil proteico especifico de ulceras por presión en pacientes con lesión medular’, ha sido resultado de la colaboración entre el cirujano José Manuel Arévalo, del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Nacional de Parapléjicos, Juan Antonio López, Director de la Unidad de Proteómica del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares-CNIC y María Eugenia G. Barderas y la participación de los investigadores financiados por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha: Tatiana Martín-Rojas, Montserrat Baldán-Martín, Nerea Corbacho-Alonso, Tamara Sastre-Oliva, Félix Gil-Dones y Laura Mouriño-Álvarez, del Laboratorio de Fisiopatología Vascular de Parapléjicos

Plataforma de Proteómica, Genotipado y Líneas celulares

El Hospital Nacional de Parapléjicos participa en la Plataforma ‘ProteoRed’, una gran infraestructura que oferta sus servicios a todo el Sistema Nacional de Salud. Además de la realización de estudios de Genómica, Proteómica y Bioinformática, ‘ProteoRed’ es un gran repositorio de líneas celulares y ADN.

‘ProteoRed’ es líder en el desarrollo e implementación de estándares internacionales para el diseño y realización de estudios de Proteómica, lo que permite una más rápida y transparente colaboración entre científicos. María Eugenia G. Barderas y Fernando Corrales, jefe de la Unidad de Proteómica del Centro Nacional de Biotecnología-CNB, del CSIC forman uno de los nodos de dicha plataforma.