Está usted en: Divulgación sanitaria -> Investigación

Antonio Montoto, médico adjunto de la Unidad de Lesionados Medulares de A Coruña

«Con una lesión medular incompleta las posibilidades de caminar son altas»

Antonio Montoto, médico adjunto de la Unidad de Lesionados Medulares de A Coruña,ha publicado su tesis doctoral en el Chuac sobre lesiones medulares traumáticas en Galicia en los últimos 20 años, un trabajo de gran importancia en el campo médico.

-¿Qué supone la publicación de este estudio?

-Tiene mucha importancia porque es un estudio sobre la lesión medular traumática en Galicia. La incidencia de estas lesiones es muy variable a lo largo del mundo, incluso dentro de España. Tanto que no teníamos estudios estadísticos fiables que fuesen extrapolables a nuestra comunidad. Además, es la primera vez que se analiza en España la evolución clínica y funcional de una muestra tan grande de pacientes, 1.195 en total.

-¿Qué ha podido analizar en él?

-Lo iniciamos el 1 de enero del 1995 y finalizó el 31 de diciembre del 2014. En él analizamos las características de la lesión medular traumática en esos 20 años, la función neurológica de los pacientes y su evolución, así como las cambios producidos en este período de tiempo.

-¿Qué cambios ha observado? -Hay una disminución global de la incidencia de la lesión medular traumática a lo largo de estos 20 años, con una caída del 1,4 % anual. Además, la media de edad de personas que sufren una lesión medular traumática ha aumentado 10 años. En el 1995 la media era 46 años y ahora es 56.

-¿Qué es exactamente una lesión medular?

-Es un trastorno de la médula que puede ser producida por un traumatismo o una causa médica, que origina pérdida de movilidad y sensibilidad por debajo del nivel de la lesión. Además, provoca daños en todos los órganos que están por debajo de la lesión de la médula.

-¿A qué se debe que haya menos lesiones medulares por causa traumática?

Ha habido una disminución importante de los accidentes de tráfico, que pasan de ser el 46 % de los accidentes en el año 1995 a ser un 21,7 % en el 2014. También hay menos accidentes laborales, que pasaron de representar el 20 % al 11 % en estos últimos 20 años.

-¿Cuál es el perfil de quien sufre una lesión medular traumática?

-Hay dos muy distintos: uno de paciente joven por debajo de los 45 años, cuya causa más frecuente son los accidentes de tráfico; y otro que responde a un paciente mayor de 45 años, cuya causa más frecuente son las caídas.

-¿Cuál es la zona de Galicia con mayor incidencia en lesiones medulares traumáticas?

-A Coruña, pero se debe principalmente a que hay un mayor número de habitantes. En general no hay una zona específica, aunque sí que hay áreas como Carballo o la Costa da Morte en las que se concentran muchos accidentes de tráfico. No obstante, las lesiones medulares traumáticas pueden ocurrir en cualquier sitio.

-Actualmente el Chuac es centro de referencia en Galicia en la unidad de lesionados medulares. ¿A qué se debe? -

Lo es porque en su día aquí había un servicio muy potente de rehabilitación y se consideró establecer aquí una unidad de referencia. El centro era el idóneo para ello por lo que se dotó con los recursos necesarios para tener una unidad de referencia a nivel autonómico. No tiene sentido que haya más que una porque la incidencia de la lesión medular es muy baja. Para que una unidad de lesionados medulares tenga eficacia es necesario que se acumule experiencia. Se calcula que para conseguirlo hay que atender a un mínimo de 50 pacientes al año.

-¿Qué es lo primero que hay que hacer ante la sospecha de una lesión medular traumática?

-Los signos de sospecha son que la persona no se puede mover y dice que tiene pérdida de sensibilidad, dolor en la columna o pérdida de fuerza. Ante esta situación lo que hay que hacer es no moverle a ser posible, si existe riesgo de aspiración colocarlo de lado con la columna alineada. Avisar al 112 y no dejar que se mueva el paciente sin personal sanitario que lo atienda. Si estamos en invierno hay que abrigar al enfermo porque una de las cosas que ocurren con una lesión medular son las alteraciones de la temperatura y si hay ambiente frío podrían llegar a tener hipotermia.

-¿Qué es lo más importante para el pronóstico de un paciente?

-El carácter completo o incompleto de la lesión. Si es incompleta el paciente tiene sensibilidad en la zona afectada. Con una lesión de este tipo las posibilidades de que vuelva a caminar son muy altas. Si la lesión es completa, las posibilidades son escasas. Solo un 3 % lo consigue.-

¿Hoy día hay más lesiones incompletas que completas?

Sí. El 44 % de las lesiones son completas, el 56 % incompletas.

Entrevista publicada por "La Voz de Galicia"