Está usted en: Noticias -> Actualidad

A través del IRPF

Más de 4000 personas con discapacidad se beneficiarán de los programas de ASPAYM

La solidaridad de las personas contribuyentes que marcaron la casilla de “Actividades de Interés Social“ en su declaración de la Renta, hace que la Asociación de Personas con Lesión medular y otras discapacidades físicas (ASPAYM) desarrolle 30 proyectos sociales en todo el territorio nacional, que beneficiarán a 4.146 personas con discapacidad y personas en situación de dependencia.

Estos proyectos se enmarcan en los programas que ASPAYM desarrolla, dentro de la subvención estatal destinada a la realización de programas de interés general con cargo a la asignación tributaria del IRPF del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, contando con la colaboración de sus entidades: atención personal y vida autónoma, adquisición de equipamiento y adaptación de centros de atención a personas con discapacidad, servicio de rehabilitación y prevención de situaciones de dependencia en el medio rural para personas mayores y/o discapacidad y la plataforma para el despliegue de servicios multimedia remotos con aplicación terapéutica centrados en la rehabilitación de las personas con discapacidad.

Desde hace más de 15 años, se impulsa el programa de promoción de autonomía personal: Atención Personal y Vida Autónoma, para la prestación de un servicio integral a personas con gran discapacidad, mediante el cual se pretende mejorar su calidad de vida y evitar su institucionalización, habiendo beneficiado a más de 1.500 personas y creando más de un centenar de puestos de trabajo.

Además, permitirá equipar centros de rehabilitación y otras instalaciones que ofrecen cobertura con servicios integrales y tratamientos de atención directa a casi 3.000 personas con lesión medular y/o gran discapacidad física, así como de aquellas personas afectadas por daño cerebral como consecuencia de un ictus, tumor, traumatismo o patologías afines, con un elevado nivel de dependencia. Este programa se localiza específicamente en Asturias, Málaga, Galicia, Toledo, Castilla y León, Madrid y Baleares.

Por su parte, el programa FISIOMER (servicio de rehabilitación y prevención de situaciones de dependencia en el medio rural para personas mayores y/o discapacidad) replicado de ASPAYM Castilla y León, pretende acercar la fisioterapia a núcleos rurales de forma que se pueda favorecer la generación de empleo y mejorar la calidad de vida y del envejecimiento activo en los núcleos rurales de: Castilla y León, Baleares y Granada. Su objetivo es el tratamiento de patologías neurológicas como lesión medular, ictus, ataxias, esclerosis múltiple o patologías infantiles, además de problemas músculo esqueléticos como fracturas, osteoporosis, artritis o artrosis.

De igual forma, y como servicio complementario, la plataforma virtual para el despliegue de servicio multimedia remotos, que se centra en el ámbito de la rehabilitación física, permitirá realizar ejercicios de Fisioterapia y Terapia Ocupacional desde el propio domicilio del paciente, efectuando una terapia rehabilitadora continuamente supervisada por profesionales, con el fin de mejorar la calidad de vida del usuario y de sus familiares.

La Federación Nacional ASPAYM (Asociación de personas con Lesión Medular y otras discapacidades físicas) declarada de Utilidad Pública, nace en el año 1979 con el propósito de favorecer la mejora de la calidad de vida de las personas con lesión medular y con gran discapacidad física así como de los familiares y/o allegados de los mismos.

Durante estos más de 30 años, ASPAYM se ha ido implantando en todo el territorio nacional, estando en este momento presente en 12 Comunidades Autónomas a través de 17 asociaciones, 2 fundaciones y 2 federaciones, constituyéndose como el principal exponente asociativo en España y que cuenta con más de 7.000 asociados, representando a más de 30.000 personas. A nivel estatal forma parte de PREDIF, la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física.