Está usted en: Noticias -> Actualidad

Lascorz sufrió una lesión medular en un accidente de moto en Imola

Joan Lascorz y Sergi Brugué, campeones de España de Buggies 2016

Joan Lascorz puede presumir de ser el nuevo Campeón de España de Buggies junto a Sergi Brugué, el copiloto que ha acompañado este año al catalán en su segunda participación en el Campeonato de España de Rallyes Todo Terreno. Lascorz se aseguró el título de forma matemática este pasado fin de semana en Cuenca, donde además consolidó su tercera posición final en la general absoluta del campeonato.

El de Cunit ha corrido este año con un buggy Polaris RZR1000 con motor atmosférico convenientemente adaptado a su lesión medular, con un dispositivo que permite a Joan poder controlar el acelerador y el freno con la mano derecha, mientras que con la mano izquierda -fijada al volante- controla la dirección con la fuerza de su hombro y bíceps izquierdo.

"Este es el segundo año que, gracias a la 17Foundation, participo junto con mi equipo GlanerTT, en el Campeonato de España de Rallys Todo Terreno, siendo esta mi vuelta a la competición después del accidente que sufrí con la moto en Imola el 2012 y que me ha provocado una tetraplejia", explicaba Lascorz en declaraciones a la web oficial del Rallye TT Cuenca 2016.

Antes de afrontar este fin de semana de competición, el ex-piloto del Mundial de Superbikes aseguraba que su objetivo en Cuenca pasaba por "defender nuestra primera plaza en la categoría de buggys y dar lo mejor que tenemos para mantenernos en las posiciones de podio dentro del campeonato absoluto. Sería una buena recompensa por el increíble trabajo que ha hecho el equipo durante todo el año".

Con el Campeonato de España de Buggies ya en el bolsillo, Lascorz cuenta que su objetivo para 2017 pasa por "seguir trabajando duro, pues no sólo nos marcamos objetivos deportivos, sino que llevamos detrás un proyecto social mucho más complejo. Aun así Glaner-17Foundation cierra esta temporada con sus expectativas completamente desbordadas. Estamos satisfechos porque hemos conseguido acabar todas las carreras y hemos demostrado, con grandes dosis de trabajo y voluntad, que una lesión medular, en este caso una tetraplejia, no es impedimento para llegar hasta lo más alto. El camino es muy duro pero no imposible".