Está usted en: Noticias -> Actualidad

Pau Bach, fundador de Batec Mobility

Aumentar la movilidad en silla de ruedas a 20 km/hora

Hay una cosa de la que la gente que no va en silla de ruedas no se da cuenta. Al desplazarse es necesario estar constantemente mirando las ruedas delanteras pequeñas, teniendo cuidado para sortear obstáculos o socavones. «Tienes que ir muy pendiente», explica Pau Bach, fundador de Batec Mobility.

Bach es el artífice de un sistema que se conecta a la silla de ruedas y facilita la movilidad por la calle. A causa de un accidente de moto, Bach quedó tetrapléjico a los 18 años. «Durante dos años tuve que asimilar la idea de que voy en silla de ruedas», relata el emprendedor, informa "El MUndo".

Igualmente, Bach se sentía limitado por la silla así que comenzó a trabajar en prototipos para elaborar algún aparato que le facilitara desplazarse por la calle. «Empecé utilizando elementos de bicicletas hasta que en 2004 di con el primer Batec». Con todo, asegura que las mejoras las pudo realizar gracias a la llegada de las bicicletas y vehículos eléctricos de los últimos años. Su producto consiste en un aparato que es posible conectar a la silla de ruedas sin ayuda externa y la convierte en «una especie de triciclo eléctrico», según describe el propio Bach.

Consta así de una rueda, un manillar, un motor frenos y baterías que le confieren al usuario la posibilidad de desplazarse hasta a 20 km/hora y una autonomía de 40 km. Así se levanta 10 cm las ruedas delanteras de forma que la silla queda apoyada en la rueda delantera del Batec. La clave de este sistema se encuentra en un sistema de anclaje que realiza esta función en tan sólo dos segundos. Este desarrollo, que les ha valido una patente, funciona para el 99% de las sillas de ruedas del mercado, según adelanta el propio Bach.

«Lo innovador es el sistema de anclaje. Puedes enganchar y desenganchar el Batec en tan sólo dos segundos sin ayuda de nadie. Es válido también para personas con una movilidad muy reducida», incide. Así pues el usuario se acerca con la silla de ruedas, la coge por el manillar y haciendo un movimiento con los brazos, las dos piezas -el Batec y la silla- se unen.

«Te ofrece una movilidad superior a la que tiene una persona. El cambio en el día a día es radical. Transforma, por completo, tu rol pasando de necesitar ayuda a poder ayudar. Como discapacitado cambia totalmente tus posibilidades», se sincera Bach. Concibiendo tal desarrollo como un procedimiento de años, el emprendedor e inventor se ha valido de materiales inscritos dentro del mundo de la bicicleta de alta competición, como los frenos de disco y el aluminio ultralijero. Lo que le confiere ligereza como para que el sistema sume 15 kilos frente a los 100 que pesan tradicionalmente las sillas de ruedas motorizadas.

Añadiendo, por supuesto, toda la parte eléctrica similar a una moto. Si bien el producto no fue comercializado hasta 2009, lleva vendidas hasta la fecha 2.500 unidades. Resalta que su éxito se basa en el boca a boca, por la experiencia de los propios usuarios. Dado que está inscrito como producto sanitario, se encuentra sometido a una normativa europea muy estricta, por ello se distribuye en España a través de ortopedias. Pero la misión social de la empresa va más allá.

Bach explica que la mayor parte de la plantilla de su empresa son personas con discapacidad. «Se ha convertido en una ventaja competitiva para crecer porque todos los usuarios nos apoyan. Podemos hacer que el producto llegue más lejos», asegura Bach. Y de hecho, bajo esta última premisa el emprendedor es determinante al contemplar en este feedback de los usuarios el motor de innovación de su empresa, una fuente de ideas para mejorar el producto constantemente que parte directamente de la experiencia final. Así es como el emprendedor catalán concluye: «porque a vivir en una silla de ruedas, te acostumbras. Pero a renunciar a la vida, no».