Está usted en: Noticias -> Actualidad

Puesto en marcha en 2005 por la Asociación Navarra de Espina Bífida

Premiado un plan de apoyo a las personas con espina bífida

Acompañar a la persona afectada por espina bífida desde su niñez y ayudarle a superar los obstáculos que se le presentan en el ámbito educativo trabajando con familia y centros escolares es el objetivo de un programa que la Asociación Navarra de Espina Bífida (Anpheb) puso en marcha en 2005 y que ha sido premiado por la Federación estatal por "su carácter innovador e integral".

 El galardón fue recogido por Elena Chávarri, persona afectada y secretaria de la asociación, durante las jornadas de la Federación, celebradas en Madrid, según informa "noticiasdenavarra.com".

La espina bífida es, tras la parálisis cerebral, la causa de discapacidad física en la infancia más frecuente. Se trata de una malformación de la columna vertebral que se produce en las primeras semanas de gestación y que provoca diferentes grados de lesión en la movilidad y en sistemas digestivo o nervioso.

El programa apoyo formativo y estimulación vocacional temprana "trabaja en todos los ámbitos donde se puede necesitar un apoyo para potenciar al máximo sus capacidades en la etapa educativa", indicó Miriam Flores, coordinadora de la asociación.

La novedad de este programa, añadió, es que "la asociación realiza un seguimiento al afectado desde su diagnóstico infantil y ofrece a todas las personas que intervienen en su formación las herramientas necesarias para ayudarle a sortear los obstáculos del día a día". Entre ellos, incidió la coordinadora de Anpheb, "posibles problemas en la socialización, dificultades de aprendizaje, situaciones incómodas relacionadas con el sondaje o falta de comunicación en la familia".

Para ello, la asociación establece reuniones periódicas con el afectado, orientadores escolares, profesores, padres y personal del departamento de Educación. "Este programa une los esfuerzos de todos ellos para favorecer su formación y lograr que lleve una vida normalizada desde su etapa escolar", explicó Flores.

En este sentido, el proyecto premiado ha registrado en 2010 un total de 206 intervenciones con afectados de todo Navarra, que sirven como refuerzo escolar y potencian aspectos como la motivación, la orientación profesional y las habilidades sociales.

La asociación también ha citado en su sede a familiares de los usuarios del programa en 55 ocasiones con el objetivo de "dotarles de recursos para el apoyo escolar y el fomento de su autonomía personal, así como "mediar en los miedos y dudas con respecto al futuro académico de sus hijos".