Está usted en: Noticias -> Actualidad

En 2014, el 19 por ciento tenía un empleo

232.600 personas en edad laboral en Andalucía con certificado de discapacidad

El número de personas en edad laboral con certificado de discapacidad en 2014 era de 232.600 en Andalucía, lo que supone un seis por ciento menos que en 2013. Además, representaba un 4,2 por ciento de la población de 16 a 64 años y el 19,3 por ciento eran ocupados, según se desprende de la estadística 'El empleo de las personas con discapacidad', que elabora el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.

La tasa de actividad de discapacitados en Andalucía ha pasado del 33,4 por ciento en 2013 al 33,3 por ciento en 2014, aumentando la distancia con la tasa de actividad de los no discapacitados que, en 2014, se situaba en el 74,1 por ciento.

Por sexo, la tasa de actividad de los hombres con discapacidad era del 34,1 por ciento y la de las mujeres del 32,4 por ciento, tras bajar en un año 1,2 puntos porcentuales en los hombres y subir 1,2 en las mujeres. El 19,3 por ciento de la población con discapacidad en Andalucía era ocupada frente al 25,7 por ciento en España, 0,2 puntos más que en 2013.

Para los hombres la tasa de empleo era del 19,4 por ciento y para las mujeres del 19,1 por ciento, de manera que en un año en los hombres ha bajado la tasa en 1,3 puntos porcentuales mientras en las mujeres ha subido 1,9 puntos. El 86,1 por ciento de estos ocupados pertenecían al sector servicios, frente al 77,8 por ciento de los no discapacitados. La tasa de paro de los discapacitados en Andalucía bajó en un año 0,8 puntos, situándose en el 42,1 por ciento, 7,4 puntos porcentuales mayor que la de las personas sin discapacidad.

La tasa de paro de los hombres discapacitados se incrementó en 1,6 puntos alcanzando el 43 por ciento, mientras que la de las mujeres bajó 3,8 puntos alcanzando el 41 por ciento. La tasa de salarización de las personas con discapacidad fue del 92,5 por ciento (siendo la de España del 89,7%). De ellos, el 31,2 por ciento eran asalariados públicos, porcentaje mayor que en los asalariados sin discapacidad que era del 23,8 por ciento.

El porcentaje de asalariados con discapacidad que tenían contrato indefinido fue del 73,8 por ciento, inferior al 2013 que era del 79,8 por ciento, y superior al porcentaje de contratación indefinida que presentaban los asalariados sin discapacidad de Andalucía que fue del 65,5 por ciento. El porcentaje de ocupados con discapacidad que trabajaban a jornada completa era del 82,2 por ciento y el de las personas sin discapacidad del 84,1 por ciento.

Del total de ocupados con discapacidad que cotizaban a la Seguridad Social en 2014, el 81,5 por ciento lo hacía en centros ordinarios (26.700 personas) y el resto en centros especiales de empleo (6.000 personas). De los primeros, el 26,7 por ciento tuvo algún tipo de deducción en las cotizaciones.

El 27 por ciento de los asalariados con discapacidad que trabajaban en centros ordinarios fueron contratados mediante contratos específicos de discapacidad. El 64,5 por ciento de las personas con discapacidad en edad laboral percibieron alguna prestación, de ellas el 81,1 por ciento era una prestación derivada de la incapacidad. De todos los discapacitados andaluces que percibían prestación derivada de incapacidad, el 16,7 por ciento permanecían activos.