Está usted en: Noticias -> Actualidad

Se utilizará en aparatos como termómetros y medidores de frecuencia cardíaca

El nuevo Bluetooth 4.0 llega a los dispositivos que controlan salud y deporte

odavía está fresca la versión 3 del estándar Bluetooth y ya han comenzado a anunciarse dispositivos con Bluetooth 4.0, la que podríamos denominar 'más que nueva' versión del Consorcio de empresas Bluetooth que agrupa a más de 14.000 fabricantes y desarrolladores interesados en las comunicaciones entre dispositivos electrónicos de consumo.

Los dispositivos que funcionan mediante Bluetooth se han popularizado en los últimos años entre los consumidores como algo prácticamente transparente: los últimos estudios indican que hay más de 3.000 millones de dispositivos y al ritmo actual se añaden más de 1.500 millones adicionales cada año.

Hay más de 3.000 millones de dispositivos y se añaden 1.500 millones anuales La mayor parte son teléfonos móviles y dispositivos manos libres, ordenadores, portátiles, tabletas, impresoras, teclados, ratones, escáneres, consolas, sistemas GPS.

Todos ellos pueden comunicarse entre sí y con el paso del tiempo las especificaciones del estándar, que permiten a los aparatos enlazarse unos con otros, van evolucionando.

Termómetros y medidores cardíacos

En el caso de Bluetooth 4 los expertos del grupo de trabajo que define la tecnología han añadido lo que se denominan 'perfiles Bluetooth' de termómetros y medidores de frecuencia cardíaca. Esto permitirá estandarizar aparatos que se utilizan habitualmente tanto para controlar la salud como en el mundo del deporte.

Se estima que ya se han comercializado unos 40 millones de pequeños 'gadgets' capaces de recabar esta información, y con este avance los nuevos modelos podrán compartirla con teléfonos móviles y ordenadores como actualmente hacemos con otros dispositivos.

Son tan sencillos como conectar un GPS o el manos libre del coche al móvil

Trabajar con dispositivos como los termómetros Bluetooth, o los medidores del pulso, será tan sencillo como conectar un GPS o el manos libre del coche al teléfono móvil: bastará enlazarlos con unos códigos durante la instalación para que la información se pueda enviar y recibir sin problemas.

En el caso de los termómetros, su utilidad será principalmente médica: se podrá por ejemplo monitorizar cada media hora la temperatura de un niño o un paciente enfermo mediante un parche con el sensor, y enviar la información en tiempo real a otros aparatos, para luego analizarla o recibir alertas.

Deporte y vida sana

Por otro lado, los medidores de frecuencia cardíaca se han venido utilizando desde hace años para aplicaciones no solo del mundo de la salud sino también del deporte y la vida sana: existen en forma de relojes de pulsera, sensores de pecho, de brazo y otros modelos.

Hasta ahora había algunos modelos que podían guardar la información o comunicarse con los terminales móviles, pero usando Bluetooth 4 podrán hacerlo de forma más universal con todo tipo de aparatos y de software.

Los desarrolladores de aplicaciones deportivas o de entrenamiento podrán olvidarse de la parte del hardware para concentrarse en los programas, el análisis y lo que se denomina 'experiencia de usuario', independientemente de cuál sea el aparato que lleve encima.

Los dispositivos pueden estar alimentados por una pequeña pila de botón y durar años

La llegada de estos dispositivos aprovecha también el hecho de que en el estándar Bluetooth 3 y 4 los requerimientos energéticos son menores que en aparatos anteriores: muchos pueden estar alimentados por una pequeña pila de botón y durar años, proporcionando servicio durante una vida más larga.

Estas versiones recientes de Bluetooth han mejorado también últimamente la velocidad, que podría llegar hasta 24 Mbps para la transmisión de fotos, vídeo u otro tipo de información.

Normalmente una vez anunciadas las especificaciones técnicas los fabricantes no esperan a que estén finalizadas para lanzar al mercado dispositivos funcionales: la versión 3.0 lleva más o menos definida desde finales 2009 pero todavía no está desplegada plenamente, y muchos fabricantes usan todavía la 2 o bien usan la 3 con los matices que requieren sus aparatos para funcionar.

Lo mismo podría suceder con los dispositivos ya definidos para la versión 4, como los termómetros y medidores de pulso, que simplemente podrían ir añadiendo el logotipo Bluetooth que garantiza su compatiblidad aunque sea de forma limitada.