Está usted en: Noticias -> Actualidad

En San Sebastián

Plan piloto para reservar aparcamiento para discapacitados desde el móvil

Desde el pasado mes de septiembre, las calles de Donostia son escenario de un programa piloto para comprobar la eficacia de un nuevo sistema que persigue que las personas con problemas de movilidad tengan un estacionamiento asegurado en las plazas reservadas para ellas cuando se disponen a realizar algunas gestiones en momentos conocidos con antelación.

Las personas que están probando este sistema pueden reservar desde su móvil la plaza de estacionamiento con anticipación de varios días y también consultar la disponibilidad de espacios en tiempo real. De este modo, la búsqueda de aparcamiento se hace algo más fácil para las personas con movilidad reducida, informa "Noticias de Guipuzcoa"

Cada una de las seis plazas de aparcamiento que participan en este programa piloto cuenta con un sensor magnético que detecta si está libre u ocupada. Además, los vehículos que participan en la iniciativa están equipados con el dispositivo Tag, que los conecta a la red. Los dos aparatos quedan ligados por un tercer intercomunicador situado junto a la zona de estacionamiento.

Por el momento, un total de 40 usuarios están apuntados al sistema, aunque algunos todavía se encuentran a falta del dispositivo Tag. En estos meses el sistema está registrando 30 usos diarios y la media de estacionamiento de los vehículos es de un hora y veinte minutos, aunque el sistema permite que sea de hasta cuatro horas.

Las personas adscritas al programa tienen que usar una aplicación en el móvil y solo pueden aparcar en estos espacios si el sistema se lo autoriza porque la plaza no está ya reservada. En caso contrario, se produce una notificación y un aviso de infracción. Si el infractor es una persona ajena al servicio especial, los agentes de Movilidad le multarán.

Para probar este sistema, se han habilitado en Donostia tres zonas de aparcamiento que se han reservado expresamente. Cada una tiene dos plazas y se ubican en la plaza de Los Luises Obreros, de Gros; en el paseo de Errondo, junto al centro de salud de Amara; y en la calle Aldamar.

El objetivo final es crear una red de plazas de aparcamiento específica para los usuarios con movilidad reducida por toda la ciudad, según explican las empresas Dinycom y Tekniker, autoras del programa piloto, con entre 25 y 50 plazas, localizadas a partir de las recomendaciones de los propios usuarios.

El sistema, que se probará hasta el mes de junio, se denomina Diny Park-PMR y ha sido desarrollado por la empresa Dinycon e IK4-Tekniker. La propuesta forma parte del conjunto de actuaciones encaminadas a la transformación de la capital guipuzcoana en una ciudad inteligente o Smart City, objetivo en el que participa tanto la Diputación de Gipuzkoa como el Ayuntamiento de Donostia.

La concejala de Movilidad, Pilar Arana, manifestó a este diario que “el Ayuntamiento apoyará todas las iniciativas que persigan hacer la vida más fácil a las personas”, y añadió que, un vez finalizado el plazo de prueba, el Consistorio analizará los resultados para una posible implantación definitiva.

Por el momento, el Ayuntamiento no ha detectado que estas plazas específicas estén siendo ocupadas por otros conductores, lo que supondría un problema para el desarrollo del programa piloto. El único sector que sí está haciendo un uso indebido de estos huecos es el de las furgonetas de reparto, según explicó el Consistorio.

A pesar de ello, no se han registrado quejas por parte de los usuarios, aunque el Ayuntamiento advierte de que estudiará tomar medidas si esta práctica da problemas. “Hasta la fecha no ha tenido un impacto excesivamente negativo y no se han recibido quejas directas, pues el nivel de uso aún es relativamente bajo, y, por lo general se respeta la zona de aparcamiento”, explican desde el departamento de Movilidad.