Está usted en: Noticias -> Actualidad

El Defensor del Pueblo ha admitido a trámite una denuncia del Comité

CERMI denuncia a Metro de Madrid por falta de accesibilidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha denunciado el incumplimiento sistemático por parte de Metro de Madrid de la normativa estatal en materia de accesibilidad, lo que supone una grave discriminación para las personas con discapacidad, dado que no pueden desplazarse por el suburbano en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía por culpa de las barreras arquitectónicas que existen en muchas estaciones.

Así lo ha puesto de manifiesto la delegada del CERMI para la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y los Derechos Humanos, Leonor Lidón, en un reportaje publicado esta semana en el boletín ‘Cermi.es Semanal’, que se puede leer íntegramente aquí. Lidón recuerda que a finales de 2011, tenían que haber sido accesibles todas las estaciones en las que confluyen más de dos líneas de metro (un total de 12) y a finales de 2014 las que tienen correspondencia con más de una línea (otras 22).

Puesto que estos mínimos requisitos de accesibilidad de la red de Metro de Madrid no se han respetado, el CERMI ya presentó una denuncia por el incumplimiento de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad en materia de accesibilidad y no discriminación, la cual se puso en conocimiento de la Oficina del Defensor del Pueblo y de la Dirección general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Este organismo expresó entonces que no tiene competencias en este sentido al tratarse de un asunto de ámbito regional que afecta a la Comunidad Autónoma de Madrid. Por su parte, "la Oficina del Defensor del Pueblo sí aceptó nuestra reclamación y ha iniciado diligencias para poder tener más información", según explica Mario Moñino, miembro de la Comisión de Accesibilidad de CERMI Madrid.

Entre tanto, Leonor Lidón relata que recibieron una carta el pasado mes de abril del anterior consejero delegado de Metro de Madrid justificando el incumplimiento por la crisis económica. En ella, se comprometía a preparar de manera inmediata un plan de actuación que, de manera progresiva, iría acomodando la red a los requerimientos legales.

"Ese plan iba a ser presentado a CERMI Comunidad de Madrid en las comisiones de transporte en las que participa y, a día de hoy, dicha presentación no se ha producido". Por ello, la delegada de la entidad para la Convención de Naciones Unidas advierte de que el CERMI continuará denunciando esta situación.

Además, Lidón comenta que CERMI Madrid recibe muchas quejas por barreras arquitectónicas en el suburbano, destacando situaciones de inaccesibilidad de estaciones que son nudos importantes de comunicación e inadecuación de los elementos presentes como inexistencia de tornos accesibles, interfonos de comunicación mal situados, diferencias insalvables entre andén y coche o ascensores que no funcionan.

En este sentido, Manuel Rancés Jofre, de 48 años  y con esclerosis múltiple, lamenta los problemas que sigue teniendo para moverse libremente en metro. "¿Qué ocurriría si cerrasen durante días una estación para todo el mundo? Habría protestas y pondrían un sistema alternativo. Parece que si nos ocurre a las personas con discapacidad, no tiene importancia. Si en mi casa se estropea el ascensor, se repara en dos o tres horas. ¿Por qué en el metro no?. Si se avería uno cuando estoy dentro, ¿cuándo y cómo me sacarán?”, se pregunta Rancés.

Como hace este usuario, Mario Moñino anima desde CERMI Madrid a las personas con discapacidad que se encuentren con problemas para desplazarse libremente a denunciar las situaciones discriminatorias a las que se enfrentan. A su juicio, esto es "una vulneración que abre la puerta a otras discriminaciones y, además, da lugar a un proceso donde la persona y sus derechos se van diluyendo".