Está usted en: Noticias -> Actualidad

I Congreso Nacional sobre Seguridad Vial y Discapacidad, organizado por la Federación Nacional ASPAYM y ASPAYM Andalucía

Tráfico mejora el acceso de los discapacitados al carné de conducir

Tráfico implantará en las próximas semanas un plan de actuación integral para mejorar las condiciones de acceso a la conducción de las personas con discapacidad, según anunció hoy en Sevilla la directora general de Tráfico, María Seguí, durante la inauguración del I Congreso Nacional sobre Seguridad Vial y Discapacidad, organizado por la Federación Nacional de Lesionados Medulares (ASPAYM) y ASPAYM Andalucía.

El objetivo es actualizar y adecuar las pruebas de acceso y reconocimiento para que todas aquellas personas con discapacidad que deseen conducir puedan hacerlo en igualdad de condiciones al resto de conductores. Según datos de Tráfico, hay 56.000 conductores con discapacidad en España que precisan de adaptaciones y ayudas técnicas para conducir un vehículo.

El plan anunciado por la directora general de Tráfico prevé ciclos de formación dirigidos a profesionales de los centros de reconocimiento, médicos especialistas y examinadores de Tráfico. En las próximas semanas, comenzará como programa piloto en varias provincias y se aplicará en toda España en 2016.

Según datos ofrecidos durante la primera jornada del congreso, en los últimos cuatro años el número de fallecidos en las carreteras españolas descendió un 18 por ciento. En ese mismo periodo, también se redujo un 22 por ciento el número de accidentes con víctimas. Sin embargo, el impacto económico, sanitario y social derivado de la siniestralidad en carretera equivale al 2 por ciento del producto interior bruto de España, según recalcó en su intervención Alberto de Pinto, presidente de la Federación Nacional ASPAYM.

El presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo Pérez Bueno, destacó en su intervención la necesidad de promover una nueva ley de protección integral a las víctimas de tráfico, al entender que ahora la respuesta de las administraciones es dispersa y débil. “Necesitamos ampliar y armonizar la atención a las personas con discapacidades sobrevenidas por accidentes de tráfico, para lograr un atención integral que garantice sus derechos de ciudadanía”, afirmó.

En el I Congreso de Seguridad Vial y Discapacidad intervino también el secretario general técnico del Ministerio de Justicia, Julio Fuentes Gómez, quien subrayó la reciente aprobación del proyecto de ley que reforma el sistema de valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico.

La norma, que entrará en vigor el 1 de enero de 2016, actualiza un sistema vigente desde 1995 y es fruto de un importante acuerdo entre las dos partes afectadas: las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico (incluida la Federación Nacional ASPAYM) y la representación de las entidades aseguradoras.

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera Valera, hizo hincapié en la labor que desarrollan las entidades locales en la prevención de accidentes de tráfico y en la educación vial a través de las escuelas. Además, apostó por la accesibilidad universal en las ciudades como premisa irrenunciable en la atención a los ciudadanos.

La clausura de la inauguración del congreso corrió a cargo de la consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio. En su opinión, es imprescindible desarrollar “acciones coordinadas entre los agentes sociales, jurídicos y de seguridad vial para poner en marcha planes de educación vial, prevención y atención a las víctimas de accidentes de tráfico”.

La consejera recalcó la necesidad de trabajar de forma conjunta entre todas las administraciones para garantizar una atención integral a las víctimas de accidentes de tráfico. “No podemos permitir que una sola persona accidentada quede atrapada en su domicilio sin los recursos económicos, médicos y sociales necesarios que posibiliten una mejora en su calidad de vida”, añadió Sánchez Rubio.