Está usted en: Noticias -> Actualidad

Llega la fiesta Deliciously Disabled, para todos, pero pensada en ellos

Porque las personas con discapacidad sí tienen una vida sexual

En aras de hacer de este mundo un lugar más liberal e igualitario, unas mentes brillantes organizaron una fiesta llamada Deliciously Disabled, un evento enfocado en la sexualidad de las personas con discapacidad, pero al que puede acceder quien así lo desee.

Esta fiesta se realizará en Toronto, Canadá, el 14 de agosto, la entrada cuesta 20 dólares y, para dar fe de esa libertad, los creadores han dicho que se puede asistir sin ropa.

Stella Palikarova, modelo que padece de atrofia muscular espinal, quien también es una de las organizadoras comentó que la idea de hacer esta fiesta es consecuencia de un hartazgo prolongado, al constatar que la gente da por hecho que la libido de una persona en silla de ruedas es insatisfactoria

La modelo comentó al diario Toronto Sun que “muchos de los que van en sillas de ruedas pueden tener una sexualidad satisfactoria, incluso mejor que la de muchas personas normales. Haciendo que esta fiesta sea accesible a aquellos con disfuncionalidades, estamos diciendo abiertamente que también son seres sexuales”.

El evento está abierto a todo tipo de cuerpos, habilidades y orientaciones sexuales y contará con asistentes sexuales, intérpretes para sordos y todo tipo de ascensores, rampas y sistemas para facilitar el movimiento a todos los que padecen alguna discapacidad.

Andrew Morrison-Gurza es otros de los creadores, él es consultor en temas de discapacidad y tiene una maestría en Estudios Jurídicos especializados personas con discapacidad.

En su sito web explica que comenzó a planear Deliciously Disabled como un esfuerzo por proporcionar un nuevo modelo para analizar la experiencia vivida de las personas con discapacidad.

“Deliciously Disabled ofrece un nuevo lenguaje para describir la discapacidad, que abarca esta condición no por lo que podría o debería ser, sino por todo lo que es. Este movimiento nos permite crear conversaciones en torno a la discapacidad que se basan en la positividad”, asegura Morrison-Gurza.

Además de dar un momento de diversión a los participantes, Deliciously Disabled pretende introducir a la discapacidad en la cultura popular: “Ser discapacitado no es una opción, pero ser un discapacitado delicioso, sí lo es”, concluye.

Por último, los organizadores llaman a los usuarios de redes sociales a mover este tema con el hashtag #DeliciouslyDisabled para empezar una discusión deliciosa sobre la discapacidad.

Fuente: http://vidayestilo.terra.es