Está usted en: Noticias -> Actualidad

Entrevista a Diego Clemente, neurobiólogo especialista en esclerosis múltiple

"Recortar en investigación es un error y una hipoteca para el país"

El neurobiólogo Diego Clemente desarrolla su actividad profesional en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. Su trabajo de investigación se centra en estos momentos en las nuevas estrategias terapéuticas en esclerosis múltiple.  Esta es la entrevista publicada por el diario "El Correo"

-El primer término científico que ha surgido es el de neurorreparación, ¿arreglar algo?

-Eso es. La idea es la de conseguir encontrar el modo de reparar los daños que se detectan en el sistema nervioso. Hasta ahora los tratamientos se aplican para controlar la actividad inflamatoria, pero no hay ninguno para reparar las lesiones que se producen en el cerebro.

-En los enfermos de esclerosis ¿cuando aparecen?

-No hay un patrón; unas lo hacen antes de que se declare la enfermedad y otras se detectan durante el desarrollo y avance de la esclerosis. Además, algunas de esas lesiones se corrigen espontáneamente y otras no. Y es ahí donde se está investigando para conocer el por qué de estos comportamientos diferentes.

-La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa que, de momento no tiene cura ¿no?

-Así es, pero en las últimas décadas se han encontrado tratamientos que, aunque tengan efectos secundarios y complicaciones, son efectivos para frenar el avance de esta enfermedad.

-Sin duda eso es esperanzador pero quien padece de esclerosis múltiple querrá saber si llegará el momento de hablar de cura.

-Cuando se habla de ciencia es muy complicado hacer referencia a plazos porque la percepción de tiempo, si es mucho o poco, es diferente. Es imposible determinar cuántos años pasaran hasta que aparezca un tratamiento en las farmacias.

-En cualquier caso ¿habrá que pensar en positivo?

-Por supuesto, y para eso está la investigación, que explora diferentes vías. Estuve recientemente en un congreso en París, y allí había muchos grupos estudiando las posibilidades de la reparación con terapia celular; incluyendo el trasplante; hubo debate sobre las células madre, así que lo es evidente es que la investigación avanza, aunque sea lentamente.

-Insistiendo en la temporalidad, está claro que encontrar esos remedios no es cosa de hoy para mañana, pero también puede pensarse que en pocos años los avances han sido espectaculares.

-Pues sí, también es verdad. De hecho, hace cuatro años y medio vine a ofrecer una charla sobre los estudios que estábamos haciendo con cannabinoides en ratones, y hoy es el día en el que ya existe un medicamento.

-O sea que las respuestas están en seguir con la investigación.

-Sí. Cuanto más dediquemos a ella más avanzaremos, pero en estos momentos la crisis la ha ralentizado.

-Así que los recortes tocan de lleno ¿no?

-Efectivamente. Soy consciente de que hay que racionalizar en el gasto, pero creo que es un error hacerlo en este campo. Es normal que los políticos prefieran reducir inversiones en la investigación, porque no afecta de modo directo e inmediato a las personas, pero si se sigue por este camino lo único que conseguiremos será hipotecar el futuro del país.

-Y, para evitar eso ¿qué hay que hacer?

-Dotarnos de más medios y más estabilidad a los investigadores; si no, las cosas resultan mucho más complicadas.

-Usted está en Toledo, en el Hospital de referencia de parapléjicos, ¿es ese el modelo?

-Yo lo que puedo decir es que allí la inversión en los últimos años ha sido espectacular, y me consta que el Gobierno ha hecho esfuerzos tremendos para que no se produjeran muchos recortes. A partir de ahora ya veremos qué es lo que va a ocurrir.

-Hombres y mujeres que también están intentando conocer más sobre los biomarcadores en relación con la esclerosis.

-Sí. Los biomarcadores son una molécula que se puede medir en sangre o a través del líquido cefalorraquídeo. Te indica si hay enfermedad, en qué grado de malignidad, y cómo está el cerebro.

-Y, ¿con esto?

-Evitaríamos muchísimas pruebas y, además eliminaríamos las más agresivas. Lo ideal sería que pudiéramos obtener esos resultados con un simple análisis de sangre.

-Parece pues que se puede hablar de optimismo, al menos si se tiene en cuenta que los investigadores no abandonan.

-Eso es lo que pretendemos. Nosotros lo que queremos es tener la posibilidad de poder hacer más y mejores proyectos. Hay que hacer la planificación de una carrera de investigación decente. Cuanto más dinero haya las posibilidades de éxito son mayores aunque, también hay que tener en cuenta que en este campo es importante tener algo de suerte.

-Y a los enfermos de esclerosis ¿qué les decimos?

-Que el futuro está en sus manos. Ese es el mensaje. En esta asociación, que conozco poco, sé que están trabajando bien y deben continuar con lo que hacen, pero además de eso lo que tienen que hacer es exigir que se les trate como personas. Los problemas de los enfermos crónicos son muy grandes y deben exigirnos, a todos, que hagamos más.